Nota de Prensa.- Hacia las 10.30 h del viernes, dos patrullas de la Policía Municipal acudieron a la calle de Joaquín Costa, a la altura de la calle Wagner, alertadas de una deflagración en una vivienda por 112. En el lugar había una dotación de los Bomberos haciendo tareas de extinción del fuego, que se había producido en el interiod’una barraca ubicada al final del patio del inmueble. Los agentes contactaron con el titular del domicilio, que les informó que estaba limpiando este habitáculo con azufre y, posiblemente, el contacto de este producto con una bombona de butano había sido la causa de la deflagración.

Los agentes observaron que la barraca estaba forrada con material de aluminio y tenía en su interior una instalación de ventilación, tubos extractores, lámparas y otros elementos destinados al cultivo de plantas alucinógenas en recintos cerrados. También encontraron en una cámara frigorífica 420 macetas de esquejes de marihuana y 50 más de este tipo de planta, así como una bolsa con marihuana triturada de 342,37 g y diversos productos químicos para planteles. También inspeccionaron los contadores de la corriente eléctrica y vieron que se habían conectado de forma ilegal en la red de suministro.

Debido a estos hechos, los agentes detuvieron al propietario del inmueble por estar implicado en un delito contra la salud pública. Adem ás, se le imputó otro delito leve de defraudación de fluido eléctrico, del que se informó a la compañera eléctrica correspondiente. La barraca quedó precintada y las plantas fueron requisadas y trasladadas a las dependencias policiales para ser destruidas. En el momento de los hechos, en el piso había dos personas, una de las cuales fue trasladada al Hospital Universitario MútuaTerrassa con una intoxicación por la inhalación de humo.

Diligencias penales contra un conductor ebrio

A las 6.50 h del sábado, una patrulla de la Policía Municipal observó como vehículo circulaba en el sentido contrario a la marcha de la calle de Santa Cecilia, a la altura de la calle del Doctor Aymerich y Gilabertó. En sol • licitar la documentación, los agentes detectaron que el conductor olía a alcohol, por lo que fue sometido a las pruebas de impregnación alcohólica, con tasas de 0,83mg / l y 0,79 mg / l. Los agentes le informaron de que se le instruye diligencias penales porque había conducido un vehículo de motor bajo la influencia de sustancias etílicas y el vehículo quedó en el lugar, inmovilizado por una trampa municipal.

Dos conductores denunciados por dar positivo en alcoholemia

Pasadas las 5 de la madrugada del domingo, una patrulla detuvo un vehículo en la calle Amadeo de Saboya, a la altura de la calle de Francisco Oller, después de que su conductor se hubiera intentado fugarse al verse sorprendido por la Policía municipal. Los agentes detectaron que el infractor desprendía olor a alcohol, por lo que se le instó a soplar en un etilómetro, dando tasas de 0,36 mg / l y 0,32 mg / l. Por este motivo, el conductor fue denunciado por la vía administrativa y el vehículo fue inmovilizado con una trampa municipal.

A las 8 h de la mañana, otra unidad de la Policía Municipal sorprendió un conductor que hacía derrapes en la calle de Emilio Badiella, a la altura de la calle de Cataluña. Los agentes lo sometieron a las pruebas de alcoholemia, ya que olía a alcohol, y dio resultados de 0,57mg / l. El infractor fue denunciado por la vía administrativa y el vehículo quedó inmovilizado en la misma vía con una trampa municipal.

Sancionado un conductor para originar un accidente de tráfico y darse a lafuga

La Policía Municipal localizó un conductor que se había hecho fugitivo de un accidente de tráfico que se había producido a las 7.30 h del sábado. El conductor no había respetado la señal de ceda el paso ubicado en la calle de Fiñana, esquina con Bailén, y chocó contra otro vehículo que circulaba correctamente por esta última vía.

Parece que el conductor infractor se marchó del lugar sin facilitar los correspondientes datos, según explicó, porque se asustó. El conductor contrario fue atendido por los sanitarios de una ambulancia, pero rehusó ser trasladado a un centro médico.

Intervención por un fuego originado en un cuadro eléctrico de un establecimiento

Una patrulla de la Policía Municipal apoyó a tres camiones cisterna de los Bomberos de Terrassa que actuaron para extinguir un pequeño incendio provocado por un cortocircuito en un cuadro de la corriente eléctrica en el interior de un establecimiento de la calle de Antoni Torrella, a la altura de la calle de Nicolau Talló. Los hechos tuvieron lugar pasadas las 13 h de ayer. Los agentes tuvieron que evacuar a 26 clientes del interior del local, a la vez que cortaron el tráfico de la calle hasta que los Bomberos finalizaron sus tareas. Aunque acudió una ambulancia, no fue necesario atender a nadie de lesiones o inhalación de humo.

Foto Policia Municipal de Terrassa

Anuncios