Nota de Prensa.- La patronal catalana Cecot, junto con otras organizaciones empresariales del Vallès, han detectado en el último año un notable incremento de quejas y denuncias por parte de las empresas ubicadas en el que se correspondería con el área Metropolitana Norte (Vallès y Maresme) en relación al tiempo de tramitación de las licencias de legalización de actividades.

Un trámite que se desarrollaba habitualmente en dos meses, en la actualidad está requiriendo de entre seis y ocho meses antes de la resolución administrativa. Estos retrasos tienen un impacto negativo directo sobre la actividad empresarial y económica del territorio, en este caso en una de las regiones con más peso industrial en el PIB catalán como lo es el Vallès. “Si para poder abrir un negocio o cambiar la actividad, el inversor o empresario necesita una media de siete meses para obtener el permiso, probablemente se desincentive en la fase de definición del proyecto o bien decida buscar otras ubicaciones”, reflexionan desde Cecot, CIESC, UEI y FEM.

Las organizaciones empresariales, tras revisar todo el proceso del trámite de legislación de actividades con los ayuntamientos de la zona, Cecot con el Ayuntamiento de Terrassa, CIESC con el Ayuntamiento de Sabadell y UEI con el Ayuntamiento de Granollers, han identificado que el incremento del tiempo de esta gestión viene provocado por una falta de personal en la unidad de trámite del cuerpo de Bomberos, más concretamente a la unidad de tramitación que cubre el área Metropolitana Norte con base en Bellaterra y que, en poco tiempo, ha visto reducido en un 70% los efectivos técnicos para desarrollar esta tarea.

El año 2017 las unidades de tramitación del cuerpo de Bomberos gestionaron 2.500 expedientes de actividad a toda Cataluña. De estos, 600 expedientes (24%) fueron para empresas en el Vallès. Teniendo en cuenta las magnitudes y los medios actuales con que cuenta la unidad de Bomberos es imposible atender en un periodo razonable de tiempo la demanda de trámites relativos a la actividad en el territorio, perjudicando la actividad económica y empresarial.

El secretario general de la Cecot, David Garrofé, y el teniente de alcalde del Área de Desarrollo Económico, Industria y Empleo del Ayuntamiento de Terrassa, Manuel Giménez, tuvieron ocasión de trasladar personalmente la problemática al director general de Prevención , Extinción de Incendios y Salvamentos de la Generalitat de Cataluña, Manuel Pardo, quien reconoció estar al tanto de la situación y admitió la falta de recursos en el servicio.

Los representantes de la Cecot y del Ayuntamiento de Terrassa han reclamado el cuerpo de Bomberos y el Departamento de Interior que recuperen el número de efectivos que disponían anteriormente para corregir esta tendencia que está paralizando la actividad económica y desincentivando la inversión. Antoni Abad, presidente de la Cecot, ha recordado que “el tejido empresarial en Cataluña ha reivindicado históricamente la necesidad de contar con una administración business friendly para poder desarrollar proyectos empresariales y generar riqueza que acabe repercutiendo en el entorno y en la sociedad. Ineficiencias como ésta merman el atractivo de un territorio “.

Dentro del sector empresarial, la simplificación administrativa es una de las demandas más compartidas con independencia del tamaño o el sector de actividad. Una simplificación que debe permitir ganar en competitividad a través de la supresión de duplicidades de gestiones o de la reducción de tiempo no productivo, mediante la digitalización, para llevar a cabo determinados trámites. Precisamente las organizaciones empresariales ya han manifestado en más de una ocasión su apoyo a la expansión de la FUE -ventanillas Única Empresarial como instrumento efectivo para hacerlo posible.

Anuncios