Nota de premsa.- A las 12:10 h de esta madrugada, una unidad de la Policía Municipal de Terrassa ha parado un vehículo que circulaba por la avenida de Josep Tarradellas, a la altura de la calle Transversal, para hacer un control rutinario. Los agentes han detectado que el conductor olía a alcohol, por lo que ha sido instado a trasladarse a las dependencia policiales, donde ha soplado en un etilómetro de precisión, dando una tasa de alcohol de 0,30mg / l. En el registro del conductor, los agentes le han intervenido un puño americano, un arma catalogada como peligrosa, además de 2,4 g de hachís y 0,80 g de marihuana. El infractor ha sido denunciado por la vía administrativa para conducir un vehículo de motor y dar positivo en las pruebas de impregnación alcohólica. También se le ha levantado acta para llevar un arma peligrosa y por las sustancias tóxicas mencionadas. El vehículo ha quedado inmovilizado.

Dos caídas fortuitas de motoristas

A las 9.15 h de ayer, el 112 comunicó a la Policía Municipal una caída de una conductora de un ciclomotor en la calle Navas de Tolosa, con la calle de Baldrich. Una ambulancia acudió al lugar, donde los sanitarios atendieron a la motorista herida y, posteriormente, la trasladaron al Hospital Universitario MútuaTerrassa. Parece que la motorista frenó antes de llegar a la Cruillas perdió el control del vehículo.

A las 14.15 h, el 112 informó a la Policía Municipal de la caída de otro motociclista. Fue el sentido norte de la avenida del Vallès, a la altura de Júcar, donde el motorista circulaba a una velocidad inadecuada y parece que perdió el control del vehículo cuando intentaba girar a la derecha para seguir por la variante de la N -150. El motorista cayó al suelo mientras que el vehículo siguió hasta topar contra una señal vertical informativo. Una ambulancia trasladó al motorista al Hospital Universitario MútuaTerrassa.

Un conductor herido leve al recibir el impacto de un vehículo

A las 18.30 h de ayer, en la calle de Salvador Busquets, a la altura de la calle Prat de la Riba, un turismo chocó con el vehículo que tenía delante, aunque frenó de manera brusca para intentar evitar la impacto. Una ambulancia atendió uno de los conductores, que resultó lesionado, pero no fue necesario su trasladado a ningún centro médico.

Saneamiento de una fachada por el desprendimiento de trozos del revoque de algunos balcones

La Policía Municipal apoyó ayer, hacia las 13 h, a un efectivo de los Bomberos que intervino en el saneamiento de cinco balcones de un inmueble ubicado calle del Pare Llaurador, a la altura de la calle de Alexander Bell. Aunque la fachada estaba cubierta por una red de plástico, los restos del enlucido y otros elementos de la obra desprendidos de los balcones estaban cayendo al suelo y podían resultar un peligro. Los agentes policiales cortaron la calle hasta que finalizó la actuación de los Bomberos, que duró media hora. Se aconsejó que el departamento de Urbanismo inspeccionara la finca a fin de detectar las diferentes anomalías que pueda presentar.

Anuncios