Nota de premsa.-Esta semana está finalizando la instalación en la ciudad de tres sirenas de aviso a la población por riesgo químico, que incorporará Terrassa en la red de municipios que forman parte del plan de riesgo químico de Cataluña y que disponen de sirenas para alertar a la población en caso de accidente. La presencia en el término municipal de industrias especializadas en el tratamiento y manipulación de productos químicos, sitúa Terrassa en el marco orgánico y funcional del Plan de Emergencias Exterior del Sector Químico de Cataluña (Plaseqcat), diseñado para prevenir o mitigar las consecuencias de accidentes graves de carácter químico. Este plan, junto con los planes de emergencia municipales y los de las propias empresas, establece las funciones y la coordinación de las autoridades y los servicios que han de intervenir en estos casos, así como los recursos humanos y materiales necesarios para aplicarlo y las medidas de protección más idóneas a establecer.

Así, Terrassa dispondrá a partir de ahora de tres sirenas instaladas en la calle de Venus, en el cruce con la calle de Apolo; en el paseo central de la calle de Europa, a la altura de la calle de Alemania; y en la calle de Esla, en el recinto de la empresa municipal Eco-Equip. Estos equipos están dotados de un sistema de reproducción de señales acústicas que dan cobertura a unos 843 metros de distancia entre las tres. Las sirenas se instalarán en estructuras verticales, de unos 11 metros, que estarán alimentadas de manera autónoma por placas fotovoltaicas ubicadas en la misma estructura. Cada báculo dispondrá, además, de una estación meteorológica. Todo el sistema estará integrado al sistema operativo actual, que en caso de activación, los avisos se producen desde el Centro de Coordinación Operativa de Cataluña (CECAT). Para asegurar la máxima efectividad, además, se dispondrá de una réplica a través de una consola instalada en el Centro Receptor de Alarmas del Municipio, ubicado en la central de comunicaciones de la Policía Municipal.

Además de la instalación de este nuevo sistema de aviso a la población por riesgo químico, es imprescindible que los ciudadanos conozcan e integren las medidas de autoprotección que deberán tomar en caso de accidente. Si la población sabe cómo debe actuar estarán más seguros y facilitarán la intervención de los diversos servicios operativos. Por estos motivos, en paralelo durante la instalación de los dispositivos de aviso, durante este mes de julio se ha iniciado la campaña informativa para dar a conocer la colocación de las sirenas, así como las medidas a emprender en caso de accidente químico en la ciudad.

Campaña informativa

Esta campaña está programada en dos fases, la primera es de difusión selectiva y concreta a personas y colectivos que deberían actuar en caso de emergencia, así como para líderes de opinión y grupos de referencia del área más cercana a las sirenas. Así, los pasados ​​12 y 16 de julio, ya se han celebrado sesiones informativas, con la presencia de presidencias de asociaciones de vecinos, direcciones de centros docentes y direcciones de centros públicos de la zona de intervención, para informar y explicar tanto la campaña como las medidas a tomar.

Por otra parte, la segunda fase, y prevista para el mes de septiembre, tiene como objetivo hacer llegar la información a la población en general, a través de diferentes canales de comunicación (cartelería, folletos, reportajes a medios de comunicación, redes sociales …). En esta fase, se prestará especial atención a los colectivos vulnerables de la zona de alerta (centros docentes, residencias de ancianos y centros sanitarios), a través de unas sesiones informativas destinadas a sus responsables y jefes de seguridad.

Hay que tener en cuenta que uno de los consejos de autoprotección más importantes en este tipo de accidente es el confinamiento, es decir, encerrarse en casa o refugiarse en el edificio más cercano. Esta es la respuesta más segura ante una accidente químico.

La campaña informativa finalizaría con la participación de Terrassa en la prueba de sirenas prevista para la segunda semana de noviembre, en la que la Dirección General de Protección Civil de la Generalidad de Cataluña evaluará la efectividad del sonido y la cobertura de las sirenas de toda la red de alarmas adscritas al Plan de Emergencia Exterior del Sector Químico de Cataluña PLASEQCAT. Esta es una prueba que se realiza dos veces al año que sirve para comprobar el funcionamiento de las sirenas y también para familiarizar a la ciudadanía con el sonido de aviso de riesgo químico, y recordar los consejos a seguir en caso de accidente real .

Anuncios