Nota de Prensa.- El teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad, Marc Armengol, y el concejal de Seguridad, Vía Pública y Protección Civil, Manuel Giménez, han asistido hoy a la entrada en servicio del nuevo vehículo eléctrico de la Policía Municipal de Terrassa. Se trata de un turismo Kia Soul de motor 100% eléctrico que se destinará fundamentalmente a tareas de apoyo operativo de los mandos.

El nuevo coche de la Policía Municipal tiene un motor de 109 CV y ​​una autonomía de 250 km en autopista y 190 en ciudad. La batería se carga en una hora (en modo rápido) y puede alcanzar los 145 km / h. Va rotulado como los vehículos de patrulla y equipado con la señalización luminosa y acústica de prioridad y de emergencias.

La incorporación de este nuevo coche forma parte de la renovación del parque de vehículos de la Policía Municipal iniciada en 2015. Actualmente la flota consta de 35 turismos, uno de los cuales eléctrico, y 53 motocicletas, 10 de las cuales son eléctricas. En el futuro la Policía Municipal no descarta incorporar turismos eléctricos para tareas de patrulla, en función de las características de los modelos disponibles en el mercado, que de momento es muy limitado.

Anuncios