Protección Civil pide a la ciudadanía que, con carácter general:

  • Hay que hidratarse muy a menudo, bebiendo mucha agua y evitar beber alcohol y hacer comidas copiosas.
  • Evite salir a la calle en las horas de máxima insolación y, por tanto, tareas como ir de compras, mejor realizarlas en las primeras horas de la mañana o por la tarde cuando el sol ya declina.
  • Conviene que las personas que trabajan al aire libre lleven la cabeza cubierta con una gorra y beban más agua de lo habitual.
  • Igualmente es muy recomendable que las personas que salen a hacer deporte como correr o andar en bicicleta, lo hagan en las horas de menos calor, a primera hora de la mañana o al atardecer.
  • Personas con enfermedades crónicas, niños y ancianos son los que más sufren los efectos del calor severa. Es necesario que se hidraten a menudo. Hay que tener en cuenta que, a diferencia de los adultos, niños y niñas y personas mayores no tienen sensación de sed aunque se estén deshidratante.
  • Si no dispone de ventilador o aire acondicionado, una buena solución es pasar al menos un par de horas en un lugar como un centro comercial o un equipamiento como una biblioteca donde haya aire acondicionado.
  • Se recomienda especialmente visitar una vez al día, en la medida de lo posible, a los familiares o vecinos mayores que viven solos para asegurarse de que se hidratan y siguen los consejos ante las temperaturas elevadas.
  • Si tiene mascota, piense en su bienestar y sacar a pasear en las horas más frescas, haga que durante el día tenga bastante agua al alcance y que esté a la sombra.
Anuncios