Miembros del Cuerpo de Agentes Rurales del Área Básica del Vallès Occidental han realizado una investigación que ha permitido denunciar, ante la Sección de Medio Ambiente y Urbanismo de la Fiscalía Provincial de Barcelona, ​​una persona por un delito continuado de uso de venenos contra la fauna protegida en los términos municipales de Santa Perpètua de la Mogoda y Montcada i Reixac (Barcelona). Las tareas de investigación se realizaron entre los meses de enero y junio de este año.

La investigación se inició en enero a partir de la recogida de un ratonero común moribundo, localizado gracias al aviso de un ciudadano, que acabó muriendo poco después en el centro de recuperación de fauna salvaje de Torreferrussa. De la necropsia practicada se desprendía el uso probable de veneno.

A lo largo de las investigaciones posteriores, se recogieron los cadáveres de 3 rapaces muertos, 2 ratoneros comunes (Buteo buteo) y un gavilán (Accipiter nisus), todos ellos como consecuencia de uso de venenos.

Grave peligro para las personas y la fauna autóctona protegida

La persona denunciada es miembro de un club de palomos deportivos de Santa Perpètua de la Mogoda y desarrollaba sus prácticas delictivas a las cercanías de las instalaciones que el club de palomas tiene, concretamente en la zona conocida como “la Piella”.

La persona denunciada colocaba veneno en cebos, normalmente palomas, que mataba expresamente para la ocasión con el objetivo de que los cebos fueran cazados por las aves rapaces y evitar así que interfirieran mientras las palomas realizaban los vuelos en los concursos o entrenamientos que realizaban los socios del club.

En el marco de la investigación llevada a cabo por los miembros del Cuerpo de Agentes Rurales, se decomisó al denunciado diversos tóxicos empleados como veneno. El veneno usado es un insecticida con un componente tóxico prohibido por la Unión Europea, que desgraciadamente se utiliza ilícitamente por prácticas de este estilo. Supone un grave peligro para las personas y para la fauna autóctona protegida.

Antecedentes desde 2012

En noviembre de 2012, los agentes rurales del área básica del Barcelona ya iniciaron una investigación en la misma zona por un episodio de mortandad de aves rapaces para uso de veneno en la zona conocida como “la Piella”. En aquella ocasión se pudo concluir que el método y el veneno eran los mismos que los constatados en esta ocasión, si bien no se pudo determinar el autor de los hechos.

Delito tipificado

El uso de estas sustancias empleadas como veneno está tipificado en el Código Penal y puede comportar penas de prisión de hasta 2 años. Sin embargo, la alta mortalidad que causa a las especies afectadas, en este caso aves rapaces, supone un grave perjuicio para la biodiversidad existente en nuestro país.

Anuncios