rataPese a las múltiples instancias presentadas ante el ayuntamiento local por la invasión de ratas que afectaron en marzo pasado las viviendas cercanas a un solar ubicado en la esquina de la Av. de Barcelona con la calle de Miquel Vives, por lo visto nadie ha hecho nada y los roedores vuelven a campear por el sector como “Pedro por su casa”.

Según una denuncia enviada a Terrassa en la Mira por uno de los vecinos afectados, estas alimañas que también encuentran su campo de cultivo en los contenedores de basura, usualmente llenos, han hecho suyas las terrazas y plantas bajas de las viviendas.

El denunciante anticipa que los afectados volverán a presentar los escritos necesarios, porque el consistorio debe responder sobre el abandono del terreno, aparentemente propiedad de Servi Habitat.

Anuncios