edimburgocasiYa está todo dispuesto -salvo detalles-  para que en los primeros días del mes de septiembre, Terrassa cuente con un segundo tanatorio, el primero que Áltima instala en el Vallès Occidental, y la tercera sala local  de velatorios, consolidándose en la ciudad este curioso y lucrativo negocio, que si a ver vamos, debiera ser gratuito y a cargo de las administraciones, porque su necesidad es, por encima de todas, la única que tarde o temprano deberán utilizar para nosotros nuestros parientes, antes naturalmente que los suyos deban hacer lo propio.

De esta forma, Funeraria de Terrassa, Áltima y La Rambla Serveis Funeraris deberán repartirse, de acuerdo a su prestigio y ofertas, ese conglomerado de mortales que llegan a la meta a diario y que salvo excepciones que confirman la regla, por tardanza aunque no por evasión, en 100 años inevitablemente  habremos sido todos los que hoy habitamos este valle de lágrimas y risas… También de seriedad.

El nuevo Tanatorio estará ubicado en el Polígono Industrial de Can Petit.

Como a los otros dos negocios similares, no les deseo  éxito y si es posible, pido al cielo el milagro de la Vida Eterna.

Así es la vida. Así son y así están las cosas.

Anuncios