Entre el primero y el segundo hurto hubo además otro intento

carrefourNota de Prensa.- Los vigilantes privados de un centro comercial situado en la avenida del Vallès, en el barrio de Can Parellada, alertaron a la Policía Municipal alrededor de las 23.30 horas del domingo porque vieron, a través de las cámaras de seguridad, que tres personas habían accedido a una tienda ubicada en el interior del centro. Estas personas habían entrado a través del agujero que había en un vidrio, que se encontraba tapado con placas de pladur, a la espera de su reparación, después de un robo que se produjo en el mismo local dos días antes por el método del alunizaje. Los agentes que se personaron en el lugar identificaron tres personas, que serán investigadas por un presunto delito leve de hurto. Posteriormente, sobre las 2.20 horas, la Policía Municipal volvió a ser alertada que habían vuelto a acceder al interior de la misma tienda. Se personaron en el lugar dos unidades policiales, que observaron como otros cuatro hombres se encontraban justo delante del establecimiento y uno de ellos llevaba un carrito de la compra repleto de objetos de la tienda. Al ver la presencia policial, salieron los cuatro corriendo del lugar, abandonando el carrito con los objetos sustraídos. Los agentes pillaron uno de los hombres cuando intentaba huir utilizando un vehículo que había estacionado, pero no pudieron localizar a los otros tres. El valor de los productos sustraídos superaba los cuatro mil euros, por lo que se procedió a detener al hombre por un delito de hurto.

Tres personas detenidas por un robo con fuerza en un piso de Can Anglada

A las 23:53 horas del mismo domingo, un ciudadano informó la Policía Municipal que dos jóvenes accedían a un piso de la calle de San Crispín haciendo escalamiento a través de una máquina de aire acondicionado, indicando que uno de ellos ayudaba a subir a el otro y, mientras tanto, vigilaba en la calle. Al lugar se personaron varias dotaciones de la policía municipal, que fueron informadas por los testigos del piso donde se encontraban los presuntos ladrones, los cuales habían accedido al piso a través del balcón, donde forzaron la ventana. Los agentes identificaron y detuvieron a tres personas en el interior de la vivienda por un robo con fuerza. Se localizó al propietario, que se encontraba fuera de Terrassa por motivos laborales.

 

Tres accidentes de tráfico con alcoholemias positivas

El servicio de emergencias 112 informó la Policía Municipal de un accidente de tráfico en la calle de Galileo con la plaza de Freixa i Argemí, viernes a las 19:19 horas. La patrulla que se personó en el lugar realizó la prueba de alcoholemia a los conductores de los vehículos implicados, dando positivo, con 0,74 mg / l, la persona que conducía el turismo que no respetó la señal de ceda el paso a la plaza de Freixa i Argemí. Esta persona será investigada por un presunto delito contra la seguridad del tráfico.

A las 03:37 horas del domingo, por otra parte, el servicio de emergencias 112 informó la Policía Municipal de otro accidente de tráfico por alcance en la avenida del Textil, a la altura del Parque Vallès. La patrulla quese personó en el lugar, observó que uno de los conductores presentaba signos evidentes de encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas y le realizó la prueba de alcoholemia, dando un resultado positivo de 0.78 mg / l. Además, al consultar los datos de esta persona, se averiguó que tenía una suspensión temporal del permiso de conducir ordenado por un juzgado de Terrassa, por lo que fue detenido por un presunto delito contra la seguridad del tráfico.

La Policía Municipal acudió al lugar de otro accidente de tráfico que se produjo en la calle de Ramón y Cajal, el domingo a las 07:22. El conductor del vehículo dio positivo en las pruebas de alcoholemia con 0.78 mg / l. Según los primeros indicios, la colisión se produjo cuando el turismo, al acceder a la rotonda de las Glòries Catalanes, chocó con el arcén de la rotonda e impactó con la acera del otro lado, quedando inmovilizado con las cuatro ruedas reventadas, debido a un posible exceso de velocidad ya la intoxicación etílica. Una persona que viajaba como acompañante en el vehículo siniestrado tuvo que ser atendida por una ambulancia al lugar del accidente, no siendo necesario su traslado a ningún centro hospitalario. El conductor será investigado por un presunto delito contra la seguridad del tráfico.

La Policía Municipal detectó, por otra parte, otra mujer que conducía bajo los efectos del alcohol por la avenida de las Glòries Catalanes, ante las instalaciones policiales, alrededor de las 5.00 horas del domingo. La conductora fue sancionada en dar un resultado positivo de 12:38 mg / l. a las pruebas de alcoholemia.

Foto Andrea S. Gómez / Terrassa en la Mira

Anuncios