basura1Después de que hayan pasado muchos lustros con el mismo aspecto de suciedad, no es sino hasta ahora que ERC se da cuenta de este mal de que adolece Terrassa y no ha encontrado nada mejor que hacer una propuesta de resolución al respecto, que será el único punto a tratar en un pleno extraordinario que se desarrollará el 18 de septiembre.

En efecto, los republicanos locales quieren reprobar la gestión política que ha hecho el equipo de gobierno del socialismo de salón, con respecto al servicio de limpieza y recogida de residuos durante el presente mandato.

Esta propuesta que tiene no cierto, sino mucho tufillo a oportunismo, surge cuando la solución no es la reprobación de la minoría gobernante, y fracasada la concienciación a los ciudadanos para evitar el incivismo, queda pendiente el arma de las sanciones a aquellos cerdos humanos que ensucian el entorno, sin respetar a sus semejantes y que son en gran medida los verdaderos responsables.

Curiosamente esta propuesta del pleno extraordinario, solapa el amplio deseo ciudadano de que se archive definitivamente esa tontería de la remunicipalización del servicio de agua, que solamente interesa a un puñado de políticos, avalados por grupos que solo se representan a ellos mismos.

Anuncios