7punyalesNota de Prensa.- Sobre las 22 h del viernes, la conductora de un vehículo tocó el claxon para avisar al conductor que le precedía, que llevaba parado un rato sin motivo aparente ante la señal de ceda el paso ubicado en la avenida de Jaume I, con la carretera de Rellinars. Parece que el conductor se ofendió y se bajó de la furgoneta que conducía e insultó a los ocupantes del vehículo quehavia usado el claxon, que le recriminaron su actitud agresiva. Parece que el conductor de la furgoneta respondió con un puñetazo, que el copiloto del otro vehículo pudo esquivar. A continuación, el agresor sacó una navaja de una de sus bolsillos. Ante esta situación, los agredidos se encerraron en su vehículo y llamaron a la Policía Municipal para informar de los hechos, al tiempo que seguían el conductor que les había agredido. Dos patrullas policiales interceptaron al agresor en la calle de los Voluntarios y le encontraron la navaja aún en sus manos. Dado que se negó a salir del interior del vehículo para ser identificado, y porque podría ser peligroso, los agentes rompieron la ventana de la puerta del conductor y lo detuvieron. Los agentes lo trasladaron al Hospital Universitario MútuaTerrassa y, a continuación, en las dependencias policiales, donde se le instruyeron diligencias penales. Debido a la intervención policial, uno de los agentes resultó herido con lesiones leves, de las que fue atendido en el Hospital Universitario MútuaTerrassa.

Detenida una persona que tenía una orden judicial  de búsqueda e ingreso en prisión 

A las 16.15 h del sábado, la Policía Municipal detuvo a un hombre que tenía una llamada, búsqueda y detención de un juzgado penal de Barcelona. La detención tuvo lugar a raíz de una demanda del propietario de un establecimiento público de la calle de la Virgen de la Luz, a la altura de la calle de Santa Lucía, según el cual el detenido no quería pagar lo que había consumido y había intentado agredirle con una silla. Los agentes, en cumplimiento de sus derechos, llevó al detenido a un centro médico y, a continuación, lo trasladaron a las dependencias policiales a fin de instruir las diligencias correspondientes. En el registro, se le localizó una pieza de hachís y 473 euros encima. Se le requisó la sustancia tóxica y se le denunció.

Por otra parte, hacia las 12:15 h del domingo, un hombre fue agredido por otro con una botella de vidrio en el interior de un establecimiento de la calle Consell de Cent, a la altura de la rambla de Francisco Macià. Una unidad de la Policía Municipal acudió al lugar y comprobó que en la puerta de acceso del establecimiento había una persona con una brecha en la frente, el cual comentó que su agresor la había golpeado con una botella de vidrio sin motivo aparente. También comentó que, en aquellos momento, el agresor se encontraba en el interior del local. Los agentes se entrevistaron con el responsable del establecimiento, que les mostró una cinta de video vigilancia en la que se observaba claramente la agresión y el responsable de los hechos, que pudieron identificar y detener por estar implicado en un delito menos grave de lesiones, a la vez que lo trasladaron al Hospital de Terrassa. La persona agredida fue trasladada al Hospital Universitario MútuaTerrassa tras ser informado t de la necesidad de formalizar la correspondiente denuncia.

Diligencias penales contra tres conductores por superar la tasa de alcoholemia

A las 22 h del viernes, una patrulla de la Policía Municipal que estaba parada ante la fase roja del semáforo ubicado en la calle de Ramón y Cajal, esquina con la carretera de Moncada, vio como el vehículo que les precedía traspasaba el cruce con la fase semafórica en rojo e invadiendo el sentido contrario de la marcha. Los agentes detuvieron el vehículo y comprobaron que el infractor podía estar gravemente afectado por la ingesta de alcohólica. Lo trasladaron a la sede policial para ser sometido a las pruebas de alcoholemia en un etilómetro de precisión, con resultados de 1,31mg / l y 1,27mg / l. Los agentes inmovilizaron el vehículo y instruyeron diligencias penales contra el coductor por estar implicado en un delito contra la seguridad del tráfico.

A las 7 h del domingo, unos agentes de la Policía Municipal que realizaban un control de tráfico en la plaza de Zaragoza detectaron un turismo que circulaba en dirección contraria por la calle Nueva de San Pedro. Tras detenerlo, los agentes comprobaron que el conductor presentaba síntomas de estar bajo la influencia del alcohol y lo trasladaron a la sede policial y para ser sometido a las pruebas de impregnación alcohólica, en las que dar tasas de 0,88mg / ly 0,83mg / l. Se le instruyeron diligencias penales y también se le inmovilizó el vehículo.

Por último, hacia las 2 h de esta madrugada, un age ntes han detectado una motocicleta circulando sin ningún dispositivo luminoso por el paseo del Veintidós dos de Julio, esquina con la avenida de Josep Tarradellas. La patrulla ha parado el vehículo y ha observado que el conductor estaba ebrio, por la que se le han hecho las pruebas de detección de alcohol, en las que ha dado tasas de 0,69 mg / l y 0,70 mg / l. Los agentes han informado al conductor sobre la instrucción de diligencias penales y han inmovilizado el vehículo.

Un menor herido al ser atropellado por un turismo

A las 15.40 h del viernes, un conductor que circulaba por la calle de Mossèn Ángel Rodamilans hizo un giro hacia la izquierda para introducirse en la calle de la Virgen del Socorro y no se apercibir que un menor cruzaba este último calle por el paso de peatones, arrollando-lo. Una patrulla de la Policía Municipal acudió a lugar y pidió una ambulancia, que trasladó a la víctima al Hospital de Terrassa.

A las 18.45 horas del domingo, dos turismos chocaron en el cruce de las calles de Pau Marsall con Ricardo Caro. Parece que uno de los conductores no respetó la señal de ceda el paso ubicado en el lugar. Debido a la colisión, uno de los conductores y su pasajero resultaron lesionados y fueron trasladado al Hospital Universitario MútuaTerrassa.

Anuncios