Como consecuencia de la tormenta caída sobre Terrassa a partir de las seis de la tarde de este miércoles, aparte de algunas caídas de árboles debido a la fuerza del viento que acompañó la lluvia y los rayos, miles de vecinos de los barrios Ègara, Can Palet y Can Parellada, sufrieron un prolongado corte de luz, que en el último barrio se aproximó a la hora y media, con varios intentos de reconexión que pudieron afectar los artefactos eléctricos.

Anuncios