mercat3casiLa Cup, aprovechando el Plan Director del Mercado de la Independencia para revitalizarlo, propone, según informó ayer la web municipal terrassadigital.cat, hacer una transformación social, lejos de elevadas inversiones como el de Tarragona.

Para ello sugieren pequeños cambios que hagan el mercado más atractivo para los jóvenes y entre sus propuestas está la de habilitar un espacio de economía social que favorezca la implantación de cooperativas o potenciar las paradas con productos cultivados en la comarca. Entre las ideas cuperas, está, además, el fomento de la degustación y utilizar el piso inferior para ferias de libro,  vermuts, musicales o intercambio de ropa…

Precios competitivos

Sin embargo, aunque las poco ocurrentes ideas de la CUP no son del todo desdeñables, pienso, sin tener la inteligencia de un político -¡¡¡Dios me libre!!!- que el problema de ese mercado no lo solucionan las ofertas de tendencias artístico alcohólicas que podrían reconvertir el espacio en algo muy diferente a un abasto. sino en bajar del Paraíso en el que muchos creen  estar, para que se den cuenta que eso no es una boutique de alimentos, sino un simple y popular mercado municipal, por mucho que esté ubicado en el centro.

La puesta de los pies en el suelo, permitirá a los que aún no lo han comprendido, que sus precios no tienen nada que ver con los de verdulerías, fruterías o charcuterías y otros negocios, de diferentes puntos de la ciudad, que ofrecen la misma calidad y a precios, usualmente, bastante menores.

Recuerdo la cervecería de mi buena y finada suegra. Siempre estaba llena de gente y a pesar de tener unos precios bastante baratos, las ganancias eran envidiables. Sin embargo, un día decidió aumentar el producto en un 50 por ciento para ganar más dinero en menos tiempo y se quedó casi  sin clientes. Solo los recuperó al regresar a sus viejos precios.

Así es la vida. Así son y así están las cosas.

Anuncios