Los Mossos d’Esquadra de la División de Investigación Criminal de Sabadell han detenido a dos hombres, de 69 y 34 años y una mujer de 43, todos de nacionalidad española, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por la comercialización de un complemento alimenticio llamado “Natur Cap”, que contiene los principios activos medicamentosos Sildenafil y Tadalafil, que están contenidos en medicamentos contra la disfunción eréctil.

Se da la circunstancia de que los investigadores ya detuvieron a los dos hombres el mes de enero de este año para comercializar el mismo producto en este caso bajo la denominación de “Natherb”. La distribución la hacían principalmente por internet, pero también a través de empresas mayoristas y establecimientos de venta directa al público.

Con el fin de burlar los controles de la autoridad sanitaria, constituyeron una nueva empresa donde pusieron como administradora una mujer. De esta manera sus nombres no constaban en ninguna parte y en dificultaban la detección. Por otra parte los paquetes que contenían las cápsulas a granel, que antes importaban directamente de Estados Unidos, en la actualidad daban un paso intermedio vía Alemania.

 

La presencia de estas sustancias fue detectada en una muestra tomada en el País Vasco y analizada en el laboratorio de la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios). Asimismo ha sido confirmada por los análisis sobre muestras efectuadas sobre diferentes lotes, intervenidas en diversos establecimientos minoristas de Cataluña y llevadas a cabo por el laboratorio químico de los Mossos.

El consumo de este producto representa un riesgo para la salud de los consumidores dado que la presencia de estas sustancias farmacológicas, con varios efectos secundarios e interacción con otros medicamentos, no está declarada en el etiquetado. En consecuencia el consumidor cree de manera errónea que consume un producto a base de plantas y vitaminas.

Las autoridades sanitarias han acordado la prohibición de la comercialización del producto y su retirada del mercado.

Los detenidos han pasado a disposición judicial y han quedado en libertad con cargos.

El Departamento de Salud advierte la ciudadanía de los riesgos para la salud que puede tener el uso de productos para disfunción eréctil que se presentan como de origen natural sin el diagnóstico y la prescripción de un médico y que se adquieren fuera del canal farmacéutico. Puede implicar la exposición a sufrir efectos adversos para que su uso no está indicado o porque contengan sustancias químicas no declaradas, como es el caso de este producto.

Anuncios