Los Mossos d’Esquadra, en el marco de un operativo de seguimiento de una banda de narcotraficantes que culminó  el viernes con la detención de 10 de ellos y el hallazgo del  cadáver de una persona presuntamente relacionada con los detenidos en una nave en Argentona, registraron otras diez naves, una de ellas, situada en la Av. 22 de julio de Terrassa,

La pollicía catalana dio con el cadáver del hombre vinculado a la banda desarticulada y que hacía un año que estaba desaparecido. El cuerpo, según todos los indicios , había sido enterrado por los propios detenidos en una nave industrial en desuso de Argentona.

El cuerpo policial ha detallado que tras delimitar el punto exacto a través de una primera inspección con georradar, se ha procedido a una meticulosa excavación del subsuelo con el objetivo de no dañar el cuerpo. El cadáver estaba a más de un metro de profundidad y, aunque en superficie parecía que solo lo habían enterrado bajo una masa de arena compactada, el cuerpo estaba cubierto también con hormigón. Una vez localizado el cuerpo este viernes, después de más de cuatro horas de excavación, los trabajos se detuvieron y y continuaron ayer.

El pasado viernes los Mossos hicieron un total de 8 registros  en Cerdanyola del Vallès, Argentona, Vallirana, La Roca del Vallès, Barcelona, Premià de Mar y en una nave situada en la Av. 22 de julio de Terrassa.

De los 10 detenidos , tres personas -dos hombres y una mujer- fueron trasladados a Argentona el viernes por la tarde para hacer la reconstrucción del crimen. Uno de ellos sería el autor material de la muerte del hombre y otro habría colaborado y reconocido los hechos.

Anuncios