Nota de Prensa.- Las piscinas municipales de Terrassa han registrado un total de 109.974 bañistas durante los meses de verano. La temporada de baño se inició el 23 de junio y finalizó el 2 de septiembre en las piscinas municipales de la Maurina, San Lorenzo y las Arenas y el 9 de septiembre en el caso de la piscina municipal de Vallparadís. La cifra total de usuarios y usuarias representa un incremento del 8% respecto al año pasado.

Unos bañistas que según la encuesta de satisfacción realizada a los usuarios y usuarias de las piscinas municipales, valoran el servicio con una nota media de un 8,2 sobre 10. Además, un 81% de las personas encuestadas se sienten satisfechas o muy satisfechas con el servicio. La encuesta de satisfacción también revela que el 79% de los usuarios consideran que la conservación de las instalaciones es óptima o correcto.

En cuanto a la afluencia para piscinas, la de Vallparadís, la más grande y la que más visitantes recibe, ha registrado este año 61.611 usuarios, seguida por la piscina municipal de las Arenas con 22.939. Las piscinas municipales de la Maurina y San Lorenzo han recibido este verano 12.979 y 12.445 visitantes, respectivamente.

Días sin bañador

Este año se han reservado dos días sin bañador en la piscina de la Maurina registrando un total de 11 bañistas (9 personas el 22 de junio y 2 personas el 3 de septiembre).

Por otro lado, la temporada de piscina finalizó el 2 de septiembre y esta temporada y por segundo año consecutivo, se alargó una semana más, hasta el día 9 de septiembre, la apertura a la piscina de Vallparadís. El número de bañistas durante esta semana de apertura fue de 898. La media semanal de usuarios y usuarias de la temporada ordinaria de las piscinas municipales fue de 10.667 personas.

Cierre por lluvia

El pasado 18 de agosto, la Piscina Municipal de Vallparadís cerró debido a los desperfectos ocasionados a raíz de las intensas lluvias que afectaron a la ciudad y que dañaron el agua de la piscina y parte de sus instalaciones. Ante esta situación, los servicios municipales trabajaron en la reparación de los desperfectos y la piscina pudo reabrir con normalidad el día 19 de agosto. Durante estas horas, las personas abonadas al servicio pudieron utilizar las instalaciones del resto de piscinas municipales (la Maurina, San Lorenzo y las Arenas), que reforzaron el personal para poder ampliar su aforo.

Anuncios