Nota de Prensa.- El Teatro Principal de Terrassa acogerá mañana jueves un acto en el que tres activistas por los derechos humanos de Guinea Ecuatorial, México y Estados Unidos explicarán su lucha a estudiantes de secundaria. El acto, que tendrá lugar en el Teatro Principal a las 10 h, se enmarca en la séptima edición del proyecto Ciudades Defensoras de los Derechos Humanos, que este año lleva ocho activistas internacionales a las ciudades participantes durante la primera quincena de octubre.

En el acto de mañana, 600 alumnos de cinco centros (Las Aimerigues, Salesianos, Sagrado Corazón y Tecnos de Terrassa, más el Instituto de Matadepera), podrán oír el testimonio de Ramón Esono, Janahuy Paredes y Marisa Franco.

Ramón Esono es un caricaturista ecuatoguineano comprometido con la denuncia de las vulneraciones de los derechos humanos en su país. En 2017 fue detenido y encarcelado, pero finalmente liberado por la falta de pruebas y por la fuerte presión internacional. Ha recibido galardones como el Premio al Coraje 2017 de Cartoonists Rights Network.

Janahuy Paredes es una activista mexicana contra las desapariciones forzadas. Después de que su padre fuera desaparecido fundó la organización Comité de Familiares de Personas Detenidas Desaparecidas en México, que lucha por la memoria, verdad y justicia para las víctimas de desapariciones forzadas.

Finalmente, Marisa Franco es una activista norteamericana que lucha por los derechos de las personas migrantes y contra las deportaciones en su país. Ha formado parte de varias campañas para reclamar el respeto a los derechos civiles, económicos, sociales y laborales, y dirige el proyecto Mijente, que se define como “pro-black, pro-woman, pro-queer, pro-poor”.

El proyecto “Ciudades defensoras de los Derechos Humanos” la impulsan desde 2013 el Ayuntamiento de Sant Boi de Llobregat, la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado, el Instituto de Derechos Humanos de Cataluña y el Instituto Catalán Internacional para la Paz , con la colaboración de diferentes ayuntamientos. Cada año, esta iniciativa lleva activistas del ámbito de los derechos humanos de todo el mundo para dar a conocer el trabajo que realizan a sus lugares de origen, a menudo con riesgo de su propia vida, y para concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de la defensa de los derechos humanos y el apoyo internacional a sus luchas. Terrassa ha participado en las últimas cinco ediciones y este año por primera vez ha acogido el acto de inauguración y bienvenida a los activistas participantes, que tuvo lugar el pasado domingo en la Masia Freixa.

Anuncios