Nota de Prensa.- El Pleno municipal de febrero de 2015 aprobó el Plan de Dinamización del Patrimonio Cultural de Terrassa, un documento que presentaba la reflexión y la estrategia de futuro en relación al patrimonio terrasense en general y el patrimonio cultural municipal en concreto . En este plan se describe la hoja de ruta a seguir sobre el patrimonio local, donde a parte de toda la red de museos, archivos y centros de documentación oficiales, se prevé la preservación, conservación y explotación de espacios mblemàtics que forman o han formado parte de la historia de la ciudad. Uno de estos edificios es la Masia Freixa, sede actual de la Oficina de Turismo y de otros servicios municipales, que se contempla como uno de los puntos de referencia para fortalecer la propuesta de preservación de la cultura y el patrimonio terrassense del futuro más inminente.

En el desarrollo de este Plan se presta especial atención a reforzar los puntos donde la ciudad tiene un posicionamiento claro para su proyección exterior, como puede ser su rico legado modernista. En este ámbito, la Masia Freixa, obra de Lluís Muncunill, se prevé como sede de la Oficina de Turismo y Centro de Interpretación del Modernismo Industrial de Terrassa y de Cataluña, que forme parte de la Ruta Industrial y Modernista, así como sede permanente de la Feria Modernista de la ciudad, uno de los eventos de proyección local que ha tomado más vuelo en los últimos años. Aparte, también, se prevé también la musealización del edificio, como gran ejemplo de conservación del patrimonio modernista de Terrassa y una de las obras más reconocidas del arquitecto terrassense Lluís Muncunill.

Desde el año 2015, el Ayuntamiento ha emprendido diferentes acciones para la recuperación del edificio como patrimonio de todos los terrasenses. Así, se han realizado diversas intervenciones para su conservación y recuperación, como la rehabilitación de la cubierta -uno de los rasgos más significativos y singulares del edificio-, o la renovación y conservación de los jardines de la casa, ubicados en el actual Parque de San Jorge. El año que viene está previsto llevar a cabo más actuaciones, para continuar ejecutando por fases el proyecto de rehabilitación. Además, también se ha firmado un convenio con los miembros de la familia Freixa, herederos de quien encargó el edificio a Muncunill, el industrial textil de Terrassa Josep Freixa i Argemí 1896, para la donación a la ciudad los muebles originales de la casa. El propósito, tal y como se ha nformatiu en varias ocasiones, es poner en valor el edificio y su entorno y consolidar la Masía como uno de los signos de identidad de la ciudad y como eje cultural y turístico terrassense. Un edificio abierto a la ciudadanía, que ofrece visitas turísticas guiadas cada día, y que el año pasado recibió la visita de más de 23 mil personas.

Con este recordatorio, el Ayuntamiento de Terrassa quiere salir al paso de las informaciones aparecidas hoy en un medio de comunicación, que sitúan este emblemático edificio de titularidad municipal como sede de un proyecto de iniciativa privada, que tiene su origen la año 2012, cuando aún no se había redactado el Plan de Dinamización Cultural de Terrassa.

Anuncios