casiEl primer síntoma, fue la apertura del Carrefour de Montserrat a menos de 3 kms del situado en Can Parellada, el segundo el cierre del MacDonald’s del centro comercial Carrefour Vallès y el último, el cierre de AKI, que fusionado con Leroy Merlin, ya anuncia su partida de Can Parellada, posiblemente debido a la cercanía de Bricomart, también a menos de 3 kms, en el Terrassa Plaça.

Habida cuenta de los síntomas abordados en el primer párrafo, parecería natural, aunque incómodo para sus clientes habituales que no terminan de acostumbrarse al nuevo Hiper de Montserrat, que la empresa francesa decida decir adiós al barrio más abandonado de Terrassa.

Lo que Carrefour no debe dejar de plantearse antes de echar el cerrojo, es que en su nueva localización egarense, antes estuvieron Eroski y mucho antes, Continente, es decir, que es un sitio aparentemente poco rentable, por no caer en la superstición y pensar que es un punto gafe.

Así es la vida. Así son y así están las cosas.

Anuncios