Dadas las incidencias detectadas por el episodio de lluvia y viento, el alcalde de Terrassa, Alfredo Vega, puso en alerta el Plan de Emergencia Municipal para reducir los posibles riesgos a la población por aguaceros, tormentas y rachas fuertes de viento.

La mayor parte de las incidencias por viento y lluvia se dieron entre las 2 y las 3 de la madrugada. El Servicios de Protección Civil, de Gestión del Espacio Público, Policía Municipal y Bomberos de la Generalitat trabajaron de manera intensa desde la 1 h de la madrugada e hicieron varias salidas por incidencias que se concentraron básicamente en caída de ramas y arbolado, tapas de alcantarillado levantadas y algunas incidencias en inmuebles particulares.

Anuncios