Nota de Prensa.- La Policía Municipal de Terrassa ha hecho esta noche más de 20 servicios relacionados con el aguacero. El motivo principal ha sido la caída de árboles, que ha supuesto una docena de salidas. El resto de intervenciones han sido para levantamiento de cloacas, daños en vehículos, la caída de una farola y daños en una gasolinera. A lo largo de la noche se han registrado también varios cortes de electricidad en la ciudad.

Se han registrado caídas de árboles en varias zonas de la ciudad: Can Boada del Pi, Can Boada Casco Antiguo, Plaza Cataluña – Escuela Industrial, Pueblo Nuevo – Zona Deportiva, Sector Montserrat, Ca N’Anglada, San Pedro Norte, y el Polígono Santa Margarita. Algunas de las caídas de los árboles han causado daños a vehículos estacionados, y otros han caído sobre la calzada varias vías, cortando la circulación. Otro de los árboles caídos ha quedar apoyado sobre la valla perimetral de una empresa en la avenida del Vallès, cortando el tráfico de la calle de Jiloca.

Otros daños han sido la caída del toldo de un establecimiento en la calle de La Zanja y las vallas perimetrales de las obras del Instituto Aimerigues, en la calle Pablo Iglesias, que conllevó el corte de tráfico en esta calle. La farola que cayó estaba ubicado en la calle de San Crispín, y no causó daños a terceros.

Los casos de tapas de alcantarillado levantadas por la lluvia se han concentrado en el sur de la ciudad, concretamente en Can Parellada y los polígonos industriales Can Parellada y Los Bellots.

La Policía Municipal ha intervenido también para ayudar dos conductores a sacar sus vehículos, que habían quedado atrapados por el agua en la rotonda de la carretera de Moncada con la avenida de Madrid.

Accidentes de circulación

Jueves a las 12 h la Policía Municipal recibía una llamada del 112 alertando de una col • colisión sin heridos en una gasolinera en la carretera de Rubí. La patrulla enviada al lugar de los hechos se cruzó en el camino con el turismo causante de la col • lisió, que se había marchado sin facilitar los datos al otro conductor. Al ver el coche patrulla, el conductor cambió de carril y huyó. La dotación policial logró detener el turismo e identificar a su conductor, quien dio negativo en la prueba de alcoholemia pero tenía una suspensión temporal del permiso. Los agentes denunciaron al conductor por este motivo, y para no facilitar los datos a la parte contraria al accidente, e inmovilizaron el vehículo.

También el jueves, minutos antes de las 16 h, un agente de la Guardia Urbana de Barcelona fuera de servicio, que circulaba por la Avenida del Vallès, en el polígono industrial Santa Margarita, llamó la Policía Municipal de Terrassa para informar que había visto un vehículo que realizaba una conducción temeraria, circulando en contra dirección y golpeando los vehículos estacionados. Un vehículo patrulla se coordinó con el agente y lograron detener el vehículo fugitivo.

El conductor dio un resultado de 01:02 mg / l en el etilómetro portátil, casi cuadruplicando la tasa máxima permitida. Una vez trasladado a las dependencias policiales para realizar las pruebas definitivas, el conductor se negó, y terminó detenido por un delito de desobediencia y otro delito contra la seguridad vial. Los agentes realizaron una inspección ocular del trayecto que había hecho la furgoneta para poder averiguar los vehículos estacionados golpeados por esta e inmovilizaron el vehículo del infractor.

Hacia las 12:45 h del sábado 13, se produjo un accidente de tráfico en el cruce de las calles de Bages y Concepción Arenal, cuando el vehículo que circulaba por la calle de Concepción Arenal no cedió el paso, como le correspondía. La Policía Municipal envió una patrulla al recibir una llamada de un ciudadano informando del hecho. La conductora de uno de los vehículos fue asistida en el lugar, y finalmente la ambulancia la trasladó al Hospital Universitario de MútuaTerrassa.

Y ayer domingo, a las 21:20 h, el 112 alertaba la Policía Municipal de la caída de un motorista en la calle de Emili Badiella. La patrulla desplazada al lugar comprobó que se trataba de un repartidor con un ciclomotor, y que había resultado herido por una caída fortuita cuando giraba hacia la calle de Mossèn Pursals y el vehículo resbaló, a consecuencia de la lluvia. Una ambulancia trasladó al joven al Hospital Universitario de MútuaTerrassa.

Denuncias por alcoholemia positiva

A las 21.05 h del viernes 12, una patrulla de la Policía Municipal detuvo un turismo en la calle Pérez Galdós, cerca de la avenida de las Glòries Catalanes, a consecuencia de una infracción de tráfico. El conductor dio un resultado positivo de doce y cincuenta y un mg / l. en las pruebas de alcoholemia que realizó, por quual fue sancionado administrativamente. Además, los agentes comprobaron que el vehículo no tenía contratado ningún seguro, por lo que también fue sancionado el conductor, y el vehículo quedó inmovilizado.

También el viernes, a las 23 h, una patrulla detenía a un turismo en la avenida de Béjar a la altura de la carretera de Matadepera, al observar una conducción errática. Los agentes sometieron al conductor a las pruebas de alcoholemia. Después de varios intentos fallidos, el conductor hizo una prueba válida con un resultado de 0.96 mg / l, por lo que la patrulla lo trasladó a las dependencias policiales para hacer la prueba en un etilómetro de precisión. Esta persona se encontraba muy alterada, y al llegar a la central se negó a hacer las pruebas y agredió a uno de los agentes.

El conductor fue detenido y será investigado por un presunto delito contra la seguridad en el tráfico, por la negativa a realizar las pruebas de alcoholemia y por agresión a un agente de la autoridad.

Hacia las 15.04 h del sábado una patrulla de la Policía Municipal detuvo un turismo que circulaba erráticamente por la calle de la Cartuja de Vallparadís. El conductor dio un resultado positivo de 0.66 mg / l en las pruebas de alcoholemia, por lo que será investigado por un presunto delito contra la seguridad en el tráfico.

A las 04:20 h del domingo, una patrulla que circulaba por la carretera de Castellar vio un vehículo circulando de manera errática a la altura de la calle de Josep Tapiolas. El conductor dio un resultado de 0.50 mg / l en la prueba de alcoholemia. Además, tenía pendiente para el Curso de Sensibilización Vial. Los agentes denunciaron e inmovilizaron el vehículo. Egarvia lo trasladó a su base. En el registro del vehículo, los agentes encontraron un arma prohibida de tipo eléctrico y una guadaña, que retiraron mediante acta-denuncia.

A la misma hora, en la calle del Pantano, otra patrulla detenía un vehículo que realizaba una conducción errática. El conductor dio positivo en la prueba de alcoholemia, con una tasa de 12:48 mg / l, por lo cuando el conductor fue denunciado y su vehículo, inmovilizado.

Otros conductores denunciados por infracciones

Este jueves, a las 20.30 h, el conductor de un ciclomotor que circulaba por Torre-Sana huyó a gran velocidad al encontrarse una patrulla de la Policial Municipal. Los agentes le siguieron mientras realizaba una conducción temeraria, saliendo por la calle del Camino de los Monjes y escondiéndose detrás del cementerio. Los agentes dieron una batida por la zona y lo encontraron en la calle de Vizcaya. Una vez identificado el conductor, los agentes le denunciaron por tener pendiente la realización del Curso de Sensibilización Vial y por conducir un vehículo con orden de precinto en vigor. Una grúa de Egarvia trasladó el vehículo a las dependencias policiales para su inmovilización.

También el jueves, a las 23.25 h, una patrulla de la Policía Municipal que circulaba por la calle de Alexandre Galí detuvo un vehículo e identificó a su conductor. Este no tenía ningún permiso de conducción, por lo que se le abrieron diligencias penales y su vehículo fue inmovilizado.

Finalmente, el sábado a las 13 horas una patrulla de la Policía Municipal detuvo un vehículo que realizaba derrapes en la calle de Burgos. El conductor presentaba síntomas de estar influenciado por alguna sustancia. En la prueba de alcoholemia dio resultado negativo, pero al drogotest que hizo después de trasladarlo a las dependencias policiales dio positivo. Además, no tenía ningún permiso de conducir, por lo que los agentes abrieron diligencias penales e inmovilizaron el vehículo. También fue denunciado por llevar un cuchillo.

Anuncios