El Departamento de Salud, a través de la Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT), quiere aumentar la tasa de vacunación contra la gripe entre los profesionales sanitarios, que actualmente es muy baja (alrededor de un 23,2%) , y conseguir un salto cualitativo durante esta campaña, que comenzará el 22 de octubre. A pesar de que la cobertura de los trabajadores sanitarios es baja, la tasa ha subido progresivamente en los últimos años, y se ha incrementado en 7 puntos porcentuales desde 2012 a 2013, según el registro de la Sociedad Catalana de Salud Laboral.

El principal objetivo de la campaña de este año es evitar que los profesionales sanitarios puedan contagiar a los enfermos o las personas con más riesgo de complicaciones, al tiempo que se protegen de forma individual ya que tienen un riesgo mucho más alto de contagio que la población general . “Los sanitarios tienen una incidencia de gripe entre 3 y 5 veces superior a las personas que no trabajan en este ámbito”, ha remarcado el secretario de Salud Pública, Joan Guix.

Es por ello que Salud Pública, a través del Servicio Catalán de la Salud, está enviando a todos los centros de primaria y hospitales una carta acompañada de un decálogo donde se subraya la importancia de la vacunación antigripal y se anima a los profesionales a vacunar -se. En este sentido, en la carta se invita a vacunarse cualquier persona que trabaje en un centro sanitario y que tenga contacto con pacientes y población. Esto incluye desde el personal médico, de enfermería y trabajadores sociales hasta el personal de apoyo administrativo, personal de limpieza y de mantenimiento, entre otros.

En la misma línea el decálogo destaca, por ejemplo, que los profesionales sanitarios tienen un papel clave en la lucha contra esta enfermedad y sus complicaciones; y se recuerda que la vacunación ayuda a proteger de la gripe los mismos sanitarios, los familiares y los pacientes. “Hasta un 10% de los casos de gripe pueden ser causados ​​por la asistencia de un profesional sanitario. De hecho, si un profesional incuba la gripe, un día antes de caer enfermo puede haber contagiado pacientes “, aseguró la Dra. Magda Campins, miembro del Consejo Asesor de Vacunaciones y representante del Colegio de Médicos de Barcelona.

Estas actividades han sido asesoradas por el Consejo Asesor de Vacunaciones (CAV) de Cataluña, que incluye siete sociedades científicas, así como los colegios profesionales de medicina, enfermería y farmacia.

Jornada ‘Vacúnate’

Desde el Instituto Catalán de la Salud (ICS) también se promoverá la vacunación entre los profesionales, especialmente a través de una jornada que se celebrará en todos los centros del ICS el 7 de noviembre, en la que se invitará a los sanitarios a vacunarse bajo el lema “V de vacúnate”. Se trata de la primera vez que la organización impulsa una campaña de vacunación concentrada en un único día y dirigida a todos los profesionales de hospitales, atención primaria y salud penitenciaria. Anteriormente ya se habían hecho experiencias similares en centros ICS de Cataluña Central y Barcelona Ciudad. Para favorecer la participación, los profesionales podrán compartir su experiencia a través de las redes sociales, con la etiqueta #vdevacunat.

El objetivo es promover una vacunación masiva entre los profesionales y concienciar al colectivo de la necesidad de protegerse ellos mismos y, al mismo tiempo, las personas que atienden y los compañeros.

Además de los profesionales, la campaña antigripal del Departamento de Salud incidirá -como cada año- en la vacunación del resto de grupos de riesgo, como son las embarazadas, los enfermos crónicos y con factores de riesgo de todas las edades y las personas más mayores de 60 años.

Precisamente, durante la campaña anterior, centrada en aumentar la vacunación de las mujeres embarazadas, se logró superar el objetivo fijado por el Departamento y pasar de una cobertura vacunal del 5% en 2016 a 2017 al 22,7% en 2017-2018 .

La campaña también se centrará en las personas con problemas de salud crónicos y con factores de riesgo, que actualmente registran una cobertura vacunal baja: de un 32,3% de entre 0 y 14 años y de un 20% entre 15 y 59 años . Finalmente, Salud promoverá la vacunación entre las personas mayores de 60 años que actualmente tienen una cobertura vacunal del 54,25%.

La campaña de vacunación contra la gripe también se dirige a los cuidadores, a las personas internadas en residencias de ancianos o centros sociosanitarios ya profesionales como policías, bomberos, personal de protección civil, de emergencias sanitarias y de instituciones penitenciarias, entre otros.

1.200.000 dosis de vacunas

El Departamento ha adquirido más de 1.200.000 dosis de vacunas que estarán disponibles en todos los CAP y centros vacunales, con el objetivo de prevenir la gripe y evitar las complicaciones y la mortalidad asociada a esta enfermedad. El periodo óptimo de vacunación es hasta el 15 de diciembre, unos quince días antes de que la gripe llegue al umbral epidémico, que este año se sitúa en los 110,7 casos por 100 mil habitantes. A pesar de eso, las vacunas estarán disponibles durante toda la temporada de gripe.

El año pasado, la actividad gripal en Cataluña fue moderada-alta y causó 1.306 casos graves confirmados por el virus de la gripe. El 64,5% no estaban vacunados; un 79,8% presentaban algún factor de riesgo; y un 61,3% de eran personas mayores de 64 años. La enfermedad provocó 175 defunciones, de las cuales el 57,3% eran personas no vacunadas.

Anuncios