Nota de Prensa.- Ocho personas denunciadas por conducir bajo los efectos del alcohol, una por marihuana y una por cocaína es el balance en Terrassa de la campaña de control de alcohol y otras drogas impulsada por el Servicio Catalán de Tráfico. Durante todo el fin de semana la Policía Municipal de Terrassa ha participado en la campaña con varios controles estáticos e itinerantes.

Así, el viernes por la tarde, en un control en la avenida de Àngel Sallent, una patrulla denunció penalmente un conductor que acababa de pasar un semáforo en rojo y inmovilizó su vehículo. El resultado de la prueba de alcoholemia fue de 0,68 mg / l en etilómetro de precisión.

A las 22 h del sábado, en un control en la calle Tren de Abajo, a la altura de la calle de la Navas de Tolosa, una dotación detuvo a un conductor que dio positivo en las pruebas de detección alcohólica, con un resultado de 0,48 mg / l. Consultadas sus datos a la DGT los agentes comprobaron que el conductor conducía con el permiso con pérdida de vigencia. Por todo ello, fue denunciado y el vehículo fue inmovilizado.

También el sábado, a las 23.30 h, en un control estático ubicado en la plaza de los Países Catalanes, los agentes detuvieron a un conductor que dio positivo en alcoholemia, con un resultado de 0,80 mg / l. Fue denunciado penalmente y su vehículo quedó inmovilizado. Poco después, se detuvo a otro conductor que dio un resultado positivo de 0,39 mg / l, por lo que fue denunciado administrativamente y su vehículo inmovilizado. También se detuvo a un conductor que fue denunciado en este caso por la posesión de una porción de marihuana.

Domingo, a las 03:20 h de la madrugada, se realizó un control estático en la calle de la Castellassa, en el Polígono Industrial Can Petit, en el que se identificó y realizar la prueba de detección alcohólica a un conductor que dio un resultado positivo de 0,66 mg / l. Poco después, los agentes detuvieron a otro conductor, que dio un resultado positivo de 0,36 mg / l. Tos dos fueron denunciados y los vehículos inmovilizados.

El domingo, a las 7.15 h, un vehículo patrulla de apoyo a los controles estáticos de alcoholemia que circulaba por la calle de Tàrrega, en el Polígono Industrial de Can Petit, observó a un vehículo circulando sin las luces encendidas. Los agentes detuvieron el turismo y sometieron al conductor a las pruebas de alcoholemia en un etilómetro estimativo, con un resultado positivo de 0,49 mg / l. Se trasladó al conductor a la Jefatura, donde nuevamente dio unos resultados positivos de 0,40 mg / l y 0,38 mg / l. El conductor fue denunciado y el vehículo inmovilizado. En el registro del vehículo y sus ocupantes, los agentes encontraron 50 tarjetas de títulos de Transporte T-10 en posesión del acompañante, presuntamente falsificadas. Se abrieron diligencias penales y las tarjetas fueron decomisadas por su análisis.

Este lunes, a las 3.30 h de la madrugada, un vehículo patrulla que circulaba por la avenida de Portugal, a la altura de la avenida del Vallès, detuvo un vehículo y sometió a la prueba de detección alcohólica a su conductor , con resultado negativo. Los agentes sospecharon y trasladaron al conductor a la Jefatura, donde se le realizó un drogotest que dio positivo en consumo de cocaína. El conductor fue denunciado y el vehículo inmovilizado.

Un accidente de circulación con heridos

A las 18:20 h del viernes, el 112 informó de un accidente de circulación con heridos en la avenida del Vallès, a la altura del puente de Bejar. Se comisionó un vehículo patrulla, que informó de que una ambulancia estaba atendiendo a uno de los conductores y, posteriormente, lo trasladó al Hospital de Terrassa. Parece que el accidente tuvo lugar cuando un vehículo accedía a la avenida desde el carril de incorporación y detuvo la marcha, momento en que el vehículo que le seguía el golpeó por alcance. Los agentes realizaron una inspección ocular e informe técnico de accidente.

Desprendimientos de fachada en  San Pedro

A las 21:50 h del viernes, el 112 informó de un desprendimiento de una fachada de la calle de Emili Badiella, a la altura de la calle de la Autonomía. Dos vehículos patrulla atendieron el servicio y realizaron tareas de regulación del tráfico. Los agentes informaron que se habían desprendido unas losas de la fachada y habían caído en la acera. Una unidad de los Bomberos de Terrassa acudió al lugar para actuar, pero antes fue necesario apartar dos vehículo que obstaculizaban su trabajo. La Policía Municipal localizó uno de los propietarios del vehículo, pero tuvo que retirarse con una grúa municipal al otro. Los Bomberos sanear la fachada. Su mando en el lugar pidió la presencia del arquitecto municipal para inspeccionar si la estabilidad estructural de la fachada se había visto afectada. Los Bomberos apuntaló la fachada y la Policía Municipal balizar la zona. El arquitecto municipal inspeccionó la fachada y manifestó que el trabajo de los Bomberos y la Policía Municipal era suficiente para asegurarla, pero que era necesario que los propietarios la repararan lo antes posible. La circulación se vio parcialmente restringida por la colocación de vallas.

Un accidente de circulación con un conductor ebrio

A las 4 h de la madrugada del sábado, un vecino informó al 092 que había oído un fuerte golpe de un vehículo chocando contra una farola de alumbrado público y un banco de la acera en la calle de Núria, en el altura de la calle de Mira -solo, y que el vehículo se había marchado del lugar del accidente. Desde la Jefatura se comisionó un vehículo patrulla, que observó que en el lugar había restos de plásticos del vehículo implicado y también la matrícula. Consultada la base de datos de la DGT los agentes comprobaron que el vehículo constaba empadronado en la carretera de Matadepera. Se dirigieron tres patrullas al lugar para dar una batida por las proximidades y localizaron en el vehículo y su conductor. El conductor fue sometido a la prueba de detección de alcohol en aire espirado, en la que dio un resultado positivo de 0,93 mg / l. Un patrulla lo trasladó a la Jefatura. En el lugar del accidente, otra patrulla realizó una inspección ocular e informe técnico de accidente. Se activó el servicio de los técnicos de SECE para reparar la farola que quedó dañado. Durante el traslado a la Jefatura, el conductor se mostró violento y rompió la ventana interior del vehículo. A su llegada, se negó a realizar las pruebas en un etilómetro evidencial. Por todo ello, se abrieron diligencias penales por un Delito de Desobediencia y un Delito Contra la Seguridad Vial, el conductor quedó detenido y el vehículo inmovilizado.

Una persona detenida por desobediencia

A las 04:35 h de la madrugada del sábado, un vehículo patrulla que circulaba por la carretera de Moncada, en el barrio de Cementerio Viejo, se cruzó con el conductor de un turismo que, al ver los agentes de la Policía Municipal, detuvo el vehículo y salir corriendo. Se inició un seguimiento de esta persona hasta que los agentes pudieron detener a la altura de la calle Colón. Parece que el conductor le había cogido el coche a una amiga a pesar de no haber obtenido nunca el permiso de conducción, por lo que cometió un Delito contra la Seguridad Vial. Los agentes procedieron a la detención y traslado a Jefatura del conductor. Desde la Comandancia se hicieron gestiones para localizar a la propietaria del vehículo.

Anuncios