Un año más estaremos sin tener la oportunidad de que otra empresa demuestre a través de su gestión lo que puede llegar a ser un buen transporte público en la ciudad. Así se desprende de la propuesta del Área de Territorio y Sostenibilidad en el próximo pleno para que “el contrato de gestión y explotación del servicio municipal del transporte pblico, colectivo y urbano vigente entre el consistorio y TMESA se prorrogue el tiempo que resulte necesario, hasta que un nuevo gestor se hiciera cargo”, fijando como fecha tope, el 30 de septiembre del próximo año.

Como es habitual, poco importa la opinión de los usuarios. Ni que una licitación se puede preparar en una semana.

Anuncios