Durante el año 2018 se han notificado a la Red de Vigilancia Epidemiológica de Cataluña (XVEC) 24 brotes (dos o más casos relacionados en el tiempo y el espacio) de esta infección, 20 de los cuales han sido notificados a partir de las últimas semanas del mes de septiembre hasta el día de hoy.

El ámbito en el que se han presentado con mayor frecuencia ha sido el escolar, donde han aparecido 19 (79,2%) de los brotes. Los otros se han registrado a nivel familiar (3 brotes), en casa de verano (1) y en una institución no sanitaria (1).

La mayor parte de los brotes notificados se han producido en la ciudad de Barcelona (17 brotes), aunque también en otras zonas de Cataluña se han declarado brotes: Valles Oriental y Vallès Occidental (2), Barcelonès Nord-Maresme (2) , Barcelonès Sur (1), Girona (1) y Tierras del Ebro (1).

Superficial y frecuente

El impétigo es una infección bacteriana superficial y localizada de la piel. Se trata de una infección frecuente, especialmente en niños entre 2 y 5 años, aunque pueden resultar afectadas personas de todas las edades. Su incidencia se incrementa en verano, y también a principios del otoño, dado que se ve favorecida por el calor y la humedad.

Se presenta con más frecuencia en zonas de la piel con heridas, rasguños, etc. y por tanto, las zonas descubiertas son las que más frecuentemente resultan afectadas.

Es una infección habitualmente de carácter leve pero muy contagiosa, transmitiéndose por contacto directo con las lesiones de la piel, o indirecto a partir de objetos o ropa compartida (toallas o material deportivo). Es frecuente su presentación en el entorno familiar, de colegios y otros centros en los que hay mucho contacto entre las personas. Los deportes también pueden favorecer el contagio.

En general, responde bien al tratamiento y suele ser suficiente seguir un tratamiento antibiótico local para curar la infección, aunque a veces se requiere tratamiento oral, especialmente si las lesiones son más extensas.

Medidas de prevención

Desde los Servicios de Vigilancia Epidemiológica de la XVEC están recomendando las medidas preventivas y de control oportunas para limitar su extensión:

Ante la sospecha de estar afectado, consultar al pediatra o el dermatólogo.

Extremar las medidas higiénicas tan al domicilio de los afectados como en la escuela, especialmente el lavado de manos con regularidad con agua y jabón abundante. Secar bien las manos después del lavado.

Es importante cortar bien las uñas y mantenerlas limpias

Mantener seca la zona de la boca en caso de babeo excesivo.

Evitar tocar o rascar la piel lesionada.

No compartir toallas ni ropa como pañuelos o bufandas.

No realizar actividades que impliquen mucho contacto personal.

Se recomienda tapar las lesiones que estén descubiertas hasta que hayan formado costra.

Un alumno infectado no tiene que ir a la escuela hasta 48 horas después de que haya iniciado el tratamiento antibiótico. En algunos casos, puede ser recomendable prolongar el tiempo de ausencia si las lesiones no están secas.

Anuncios