Se derrumba parte del techo de una nave industrial sin provocar heridos

Nota de Prensa.- Este sábado, 27 de octubre, hacia las 9 h, el parque de Bomberos de Terrassa avisó a la Policía Municipal que se había derrumbado el techo de una nave industrial en la calle de Sevilla. Las unidades desplazadas encontraron dos unidades de bomberos inspeccionando el lugar. Según las primeras impresiones, la rotura de varias vigas provocó la caída de unos 50 m2 de techo sobre la maquinaria, sin causar ningún herido. La Policía pidió la presencia de un técnico municipal para inspeccionar el lugar junto con Bomberos. La zona interior restó acordonada y se abalissar con vallas el exterior de la nave. El personal de seguridad de la empresa se puso en contacto con una persona responsable.

Cinco accidentes de circulación con conductores bajo los efectos del alcohol

A lo largo del fin de semana se han producido un total de cinco accidentes de tráfico con un conductor bajo los efectos del alcohol, uno de ellos con heridos. El primero tuvo lugar el viernes minutos después de las 22 h en la rotonda de la carretera de Martorell a la altura de Vista Alegre. Una dotación de la Policía Municipal y dos unidades de bomberos se presentaron en el lugar. Un turismo se había salido de la vía, chocando contra la acera, una valla y una farola de alumbrado público. El conductor no tenía fuerzas para soplar el etilómetro y fue trasladado a las dependencias policiales, donde las pruebas en etilómetro evidencial dieron un resultado positivo de 0.72 mg / l. La Policía Municipal abrió diligencias penales y inmovilizó el vehículo después de que una grúa de Egarvia el retirara de la rotonda.

La madrugada del sábado, sobre las 5.45 horas, un cabo de la Policía Municipal fuera de servicio alertó que un turismo había chocado contra la rotonda de la Mujer. La patrulla desplazada identificó al conductor y lo sometió a la prueba de alcoholemia, con un positivo de 0.81 mg / l. El etilómetro evidencial confirmó la infracción con un resultado de 0.83 mg / l. Los agentes denunciaron penalmente al conductor e inmovilizaron el vehículo.

Sábado por la tarde, a las 16.15 h, el 112 alertaba la Policía Municipal que un vehículo que realizaba una conducción errática había chocado contra un árbol, en la calle Colón, a la altura del polígono industrial Santa Margarita. La patrulla desplazada encontró el árbol caído pero el vehículo no estaba. Gracias a las indicaciones de testigos, los agentes localizaron el vehículo siniestrado en la plaza de la Tecnología con su conductor dentro durmiendo. La prueba de detección de alcohol dio un resultado positivo de 0.96 mg / l. En el momento de hacer las pruebas con el etilómetro evidencial, el conductor hizo repetidas pruebas fallidas intencionadamente, por lo que acabó detenido por un delito contra la seguridad vial y un delito de desobediencia. El árbol fue retirado de la vía y el vehículo inmovilizado.

Domingo a las 06:20 h se produjo una colisión sin heridos en la Avenida de Santa Eulalia, a la altura del polígono industrial Santa Eulalia. La patrulla desplazada al lugar de los hechos pidió una ambulancia al comprobar que había una persona herida. Uno de los conductores dio un resultado positivo de 0.62 mg / l en la prueba de alcoholemia, y posteriormente de 0.65 mg / l en la prueba realizada en las dependencias policiales. Los agentes denunciaron penalmente al conductor e inmovilizaron su vehículo. Una ambulancia trasladó al herido al Hospital de Terrassa.

También el domingo por la mañana, minutos después de las 7 h, los Mossos alertaron a la Policía Municipal de un accidente de tráfico en la Rambleta del Padre Alegre, a la altura de Siglo XX. Un turismo había salido de la vía y había chocado. Los agentes hicieron la prueba de alcoholemia al conductor, con un resultado positivo de 0.82 mg / l. Una vez trasladado a las dependencias policiales, la prueba en etilómetro evidencial dio 0.80 mg / l, con la consiguiente denuncia penal. Una grúa de la aseguradora del conductor retiró el vehículo.

Motorista herido en accidente de circulación

Viernes a las 7 h la Policía Municipal recibía una llamada del 112 alertando de una colisión con un motorista herido, en la calle de Balmes, en el barrio del Torrent de Pedro Parres. La patrulla desplazada encontró una ambulancia, que atendió al motorista de lesiones en una pierna y finalmente lo trasladó al Hospital Universitario de MútuaTerrassa. Parece que el accidente se produjo cuando un turismo que acababa de incorporarse a la circulación en la calle del Marqués de Comillas cruzó la calle de Balmes, donde se debe ceder el paso. El conductor no vio la motocicleta que se acercaba y continuó circulando, por lo que el motorista frenó para evitar la colisión y la motocicleta resbaló cayendo al suelo sin llegar a chocar con el turismo.

Detenido el agresor a un agente de la Policía Municipal

Este sábado por la madrugada la Policía Municipal detuvo a un joven que había agredido al agente que se encontraba de vigilancia del edificio del Ayuntamiento. El joven se había dirigido a los porches del Ayuntamiento y comenzó a orinar en una esquina. De ahí que el agente de la Policía Municipal encargado de la vigilancia del edificio sol • licitar apoyo a otros indicativos policiales y salió del interior del edificio para informar al joven que no era el lugar adecuado para hacer sus necesidades. El joven agredió y herir al agente de policía, y luego huyó en dirección la Rambla de Egara, donde fue detenido por una dotación que daba respuesta a la petición previa de apoyo. En todo momento mostró una actitud muy agresiva, incluso en su posterior traslado a Mutua de Terrassa en cumplimiento de sus derechos como detenido. También fue necesario el traslado del agente agredido en el Hospital Universitario de MútuaTerrassa para que fuera atendido de las lesiones, de carácter leve, que sufrió.

Persona detenida por atentado a agentes de la Policía Municipal

El viernes por la noche, minutos después de las 23 h, el responsable de un establecimiento de ocio nocturno de la calle de La Rasa requirió la presencia de la Policía Municipal para que una clienta estaba provocando daños en el local. Los agentes desplazados encontraron una mujer muy alterada y bajo los efectos del alcohol, que inicialmente se negaba a ser identificada. Finalmente los agentes lograron calmar e identificar la mujer, que finalmente se marchó del bar. Posteriormente, estos agentes estaban realizando unas identificaciones en la calle de la Zanja, cuando la mujer causante de los daños en el bar se acercó a ellos con intención de agredirlos. Los agentes repelieron la agresión, detuvieron la mujer y la trasladaron en un vehículo patrulla en el Hospital Universitario de MútuaTerrassa. Durante el trayecto la detenida golpeó la mampara y puertas hasta causarse daños de consideración. Su actitud agresiva continuó al servicio de urgencias de Mutua, donde finalmente quedó en observación por prescripción médica. Su detención quedó sin efecto y los agentes la citaron para comparecer en las dependencias de la Policía Municipal.

Robo con violencia en la zona de ocio de la calle de la Rasa

La madrugada del sábado, minutos después de las 5 h, agentes de la Policía Municipal que realizaban vigilancia de la zona de ocio de la calle de la Rasa, observaron una pelea entre dos personas. Después de separar e identificar a las partes, una de ellas manifestó que la otra persona le había dado un empujón y una tercera le había amenazado, robado su móvil y marchado corrientes. Los agentes detuvieron a esta persona y facilitaron la descripción de la otra en el resto de unidades policiales, pero no la encontraron. La víctima puso denuncia a la Policía Municipal y el detenido fue trasladado a la Jefatura.

Denuncias por infracciones de tráfico

Sábado a las 22:50 h, una patrulla de servicio en la calle del Príncipe de Viana, Can Boada – Casco Antiguo, vio un vehículo realizar una conducción errática. Los agentes detenerlo e hicieron la prueba de detección alcohólica al conductor, con un resultado positivo de 0,93 mg / l, es decir casi cuadruplicando la tasa máxima permitida. Una vez trasladado a las dependencias policiales, las pruebas en etilómetro evidencial dieron el mismo resultado. Los agentes denunciaron penalmente al conductor e inmovilizaron el vehículo.

Domingo a las 23 h, una patrulla de servicio en la Avenida del Vallès, en el barrio de Montserrat, detuvo a un vehículo e identificó a su conductor, comprobando que no tenía permiso de conducción. El infractor lo tiene suspendido por retirada de puntos y no ha realizado el curso de sensibilización vial. Los agentes denunciaron al conductor penalmente e inmovilizaron el vehículo.

Finalmente, esta madrugada, sobre las 3.40 horas, una patrulla de servicio en la carretera de Castellar, a la altura de Las Arenas, ha parado un conductor al observar una infracción y le han hecho la prueba de alcoholemia, con un resultado positivo de 0.68 mg / l. el etilómetro evidencial ha dado un resultado de 0,77 mg / l. Además, el infractor no ha obtenido nunca el permiso de conducción. Por todo ello los agentes le han denunciado por un delito contra la seguridad vial. Además, en el registro del vehículo los agentes encontraron una caja con 5,5 gr. de una sustancia vegetal, presuntamente marihuana, por lo que también lo han denunciado. El vehículo ha sido inmovilizado y trasladado por la grúa de Egarvia a su base.

Detención de una persona por un requerimiento judicial

Este domingo, sobre la 1.30 h, una dotación policial que prestaba servicio en la calle de Manresa vio una persona apoyada en una ventana con una actitud que hizo sospechar a los agentes. Una vez identificado, el individuo tenía pendiente un orden de llamada, detención y presentación en el Juzgado de Instrucción de Terrassa, por lo que los agentes procedieron a su detención y traslado a dependencias policiales, e informaron al juzgado de la detención .

Denunciados por tirar escombros de obras en los contenedores

La Policía Municipal denunció viernes por la tarde un grupo de personas que estaban tirando escombros de una obra en contenedores de residuos, en la calle de Mossèn Ángel Rodamilans. La Policía recibió aviso del servicio de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Terrassa, que estaba haciendo un seguimiento de una obra por irregularidades con los escombros y vertidos. La patrulla desplazada al lugar comprobó que, efectivamente, varias personas sacaban escombros, maderas y otros desechos de obra del interior de una furgoneta y las tiraban a los contenedores de residuos urbanos, y denunciaron los autores de la infracción.

Anuncios