Nota de Prensa.- Ya son visibles las obras que contemplan habilitar a la plaza de los Países Catalanes un nuevo giro a la izquierda hacia la avenida de Barcelona desde la carretera de Moncada, sentido Sabadell. Se creará un nuevo carril de espera entre la calle de Joaquín Costa y la plaza de los Países Catalanes y se reajustará la semaforización actual de la zona. La plaza dispone actualmente de dos carriles de circulación y permite, de manera directa o no, hacer todos los movimientos excepto el giro hacia la avenida de Barcelona. Esto hace que muchos vehículos circulen por la calle de la Agricultura, que forma parte de la zona 30 del barrio de Can Palet, y la avenida de las Glòries Catalanes para poder hacer este movimiento.

El proyecto también contempla simplificar los itinerarios para acceder a la avenida del Vallès; crear un nuevo paso de peatones frente a los equipamientos municipales de la carretera de Montcada, 596, y permitir el acceso hacia la avenida del Vallès desde el tronco central de la carretera de Moncada, a la altura de la calle del Ebro , en vez de hacerlo por el lateral de la carretera, como se hace actualmente. La ejecución del proyecto conlleva, pues, la modificación de la semaforización actual, el cambio de la señalización vertical y horizontal, así como el reajuste de las fases de los 20 grupos semafóricos que habrá en la zona. Las obras a cargo de la empresa Alumbrados Viarios S.L. El plazo de ejecución es de 2 meses y el presupuesto de adjudicación es de 66.977,41 euros.

La habilitación del nuevo carril que permitirá el giro a la izquierda hacia la avenida de Barcelona ocupará el espacio de uno de los actuales dos carriles en sentido plaza del Doré, lo que conllevará la eliminación del tramo del carril bus -Taxi que hay actualmente en esta zona. De este modo, el carril bus-taxi comenzará a partir de la calle de Joaquín Costa. Para facilitar la incorporación a este carril se habilitará un semáforo específico para que los autobuses y taxis puedan tener una salida avanzada respecto al resto de vehículos.

También se pintará una red amarilla en la intersección entre la carretera de Moncada y el vial procedente de la avenida de Barcelona para que los vehículos no se detengan y bloqueen el paso, especialmente, de los que se situarán en el carril de espera para girar a la izquierda. De manera complementaria, se mejorará la circulación a pie con la creación de un nuevo paso de peatones, que se situará frente a las dependencias municipales de la carretera de Montcada, 596, para facilitar el acceso a estos equipamientos.

Un importante nudo viario

La plaza de los Países Catalanes actúa como un importannus viario, ya que forma parte de la intersección entre tres vías de la red primaria de Terrassa como son la carretera de Moncada, la avenida de las Glòries Catalanes y la avenida de Barcelona. Actualmente tiene tres intersecciones semaforizadas de manera independiente: carretera de Moncada con avenida de Glòries y la calle de Pau Marsal, carretera de Moncada con calle Miño y avenida de Barcelona con la calle Virgen de la Luz.

Nuevo semáforo en Av. del Abad Marcet

Por otra parte, hoy entrará en funcionamiento la semaforización de los cruces de la avenida del Abad Marcet con las calles de Emili Badiella y del Doctor Cistaré, con el objetivo de moderar la velocidad de los vehículos en este tramo y mejorar la circulación a pie y en bicicleta. Este proyecto también ha incluido la ampliación de las aceras en los chaflanes para mejorar la accesibilidad, la creación de dos nuevos pasos de peatones para cruzar la avenida del Abad Marcet y la elevación de los dos que ya había en el inicio de la calle de Emili Badiella y del Doctor Cistaré. El proyecto también contempla la señalización que facilitará la circulación a los ciclistas que van por los dos carriles bici ya existentes, por lo que se habilitará un espacio de espera para hacer los giros a la izquierda y un semáforo que regulará la circulación para los ciclistas.

El Plan de Movilidad Urbana 2016-21 recoge como línea estratégica mejoras de la red viaria y un plan de transformación funcional. Esto conllevará una jerarquización de la red viaria, definiendo la red primaria de circulación y las vías secundarias, pasando el resto a considerarse integradas dentro de la zona 30 o la zona peatonal.

Anuncios