Nota de Prensa.- La Policía Municipal de Terrassa detuvo ayer jueves un hombre por sustraer presuntamente una motocicleta. Los hechos tuvieron lugar sobre las 19 h cuando una patrulla vio un motorista que circulaba en sentido sur por la avenida del Vallès haciendo un giro prohibido para acceder a la calle de Santo Tomás. Los agentes siguieron el conductor de la motocicleta quien, al ver la patrulla, aumentó considerablemente la velocidad del vehículo y, en un intento de fugarse, circuló por diferentes calles efectuando otras infracciones de tráfico, algunas de ellas graves .

Al llegar a la calle de Santa Cecilia, el infractor perdió el control del vehículo y cayó al suelo, pero, a continuación, se levantó y salió corriendo en dirección al sector Montserrat, mientras se desabrochaba y tiraba el casco que llevaba puesto. Los agentes le siguieron y lo detuvieron a la altura de la calle de Navarra, donde comprobaron que presentaba algunas contusiones como consecuencia de la caída del vehículo.

Una vez efectuadas las gestiones adecuadas, se comprobó que la motocicleta estaba denunciada como sustraída desde el 23 de octubre en la comisaría de los Mossos de Sant Gervasi. Fue entonces que el infractor dijo que había adquirido de un tercero el vehículo y el casco por un precio de 60 euros, sin querer dar más datos sobre esta transacción. Dadas las circunstancias, los agentes lo detuvieron por estar implicado en un delito de robo de vehículo de motor y instruyeron las diligencias penales correspondientes.

Debido a las lesiones, el detenido fue trasladado por una ambulancia al Hospital Universitario de MútuaTerrassa, donde fue atendido de policontusiones de pronóstico leve, mientras la Policía Municipal contactaba con el titular del vehículo sustraído para hacerle el entrega.

Incendio en un piso en San Lorenzo por unas velas

A las 13 h de ayer jueves, el 112 alertó a la Policía Municipal de un incendio en una vivienda de la calle de la Fuente lecciones, en San Lorenzo. Al lugar se desplazaron, además de los efectivos policiales, cuatro vehículos cisterna del Parque de Bomberos de Terrassa. Los bomberos extinguieron un pequeño incendio que se había originado en el comedor de la vivienda a causa de unas velas que había encendido su propietaria. Debido a la inhalación del humo, ésta y una vecina fueron atendidas por los equipos médicos y finalmente trasladadas al Hospital de Terrassa.

Los agentes apoyar a los bomberos cortando la calle hasta que hacen finalizar las tareas de extinción del fuego y de aireación del espacio siniestrado.

Accidente de tráfico con una conductora lesionada

Ayer jueves, hacia las 11 h, se produjo un accidente de tráfico en la confluencia de la calle de Badajoz con la calle de Salamanca. Un vehículo frenó de golpe para evitar atropellar a un peatón y el que circulaba detrás, que no respetaba la distancia de seguridad, hay topó. La conductora de uno de los vehículos fue trasladada por una ambulancia al Hospital de Terrassa para ser atendidas de lesiones de las que se desconoce el pronóstico.

Dos vehículos accidentados la tarde del miércoles durante las intensas lluvias

La tarde del miércoles, día de intensas lluvias en la ciudad, se produjeron dos accidentes con salida de vía de vehículo. El primero tuvo lugar sobre las 17.30 h en la rotonda de la variante de la N-150 con la carretera de Martorell, en Vista Alegre. Los efectivos policiales desplazados pidieron una ambulancia, que atendió a la conductora de un turismo que había sufrido varias lesiones. La mujer perdió el control del vehículo y éste se salió de la vía.

La víctima fue trasladada en la ambulancia al Hospital Universitario de MútuaTerrassa, donde fue atendida de lesiones leves. Una grúa municipal retiró de la vía el vehículo, que entorpecía la circulación.

Media hora más tarde, el camino de Can Gonteres, otro turismo se salió de la calzada en frenar su conductor sobre el pavimento mojado. Una patrulla de la Policía Municipal de Terrassa, alertada de los hechos por los Mossos, se dirigió al lugar y comprobó que el conductor se quejaba de dolor en el hombro, por lo que se pidió una ambulancia, que lo trasladó al Hospital Universitario de MútuaTerrassa. A estas alturas, se desconoce el pronóstico de las lesiones. El vehículo quedó bien estacionado en la zona, a disposición de su titular.

Las fuertes lluvias del miércoles tuvieron también afectaciones sobre la regulación del tráfico: la Policía Municipal tuvo que cortar el acceso al Torrent de Can Guitart desde la carretera de Rubí entre las 16 y las 22 h aproximadamente, porque el caudal de agua había subido hasta niveles peligrosos.

El aguacero desarraigó también dos árboles. A las 14.45 h, el 112 avisaba la Policía Municipal que un árbol en la calle de San Damián, en Ca N’Anglada, estaba inclinado y con peligro de caer. La patrulla desplazada acotó la zona de paso y desvió el tráfico por las calles adyacentes durante cerca de tres horas, hasta que la grúa municipal retiró tres vehículos estacionados cerca del árbol y un equipo del Servicio de Gestión del Espacio Público lo cortó. La desviación del tráfico afectó a los autobuses urbanos.

Horas después, hacia la 1 h, varias llamadas alertaron a la Policía Municipal de la caída de un árbol de grandes dimensiones en la plaza de Mossèn Joan Fortuny, en Ca n’Aurell. El árbol, de unos 15 m de altura, había caído sobre un vehículo y sobre una vivienda de la calle de Blasco de Garay. Los agentes desplazados pidieron la intervención de los Bomberos para talar el árbol y las ramas, que impedían el acceso a la vía. Los bomberos trabajaron durante unas dos horas, mientras los agentes de policía hicieron tareas de apoyo. Finalmente una brigada de Eco-Equipo limpió la zona.

Diligencias penales a cinco conductores por dar positivo en las pruebas de alcohol

La medianoche del miércoles al jueves, una patrulla de la Policía Municipal detuvo un vehículo que circulaba por la avenida de Can Jofresa en dirección a la avenida de Santa Eulalia con cuatro ocupantes. En percibir el olor de alcohol que hacía el conductor, los agentes le hicieron la prueba de alcoholemia, con un resultado de 0.68 mg / l. Una vez trasladado a las dependencias policiales, las pruebas en etilómetro de precisión confirmaron la infracción penal, por lo que los agentes abrieron diligencias al conductor por un delito contra la seguridad del tráfico, e inmovilizaron el vehículo.

Jueves a las 6.30 h, un particular informaba la Policía Municipal que un conductor se había presentado en su domicilio para solicitar la presencia policial, porque había tenido un accidente de tráfico en el camino de Can Curet, en Les Martines. Una dotación policial se desplazó y habló con el conductor, quien dijo que había impactado contra un muro, después de hacer una frenada sobre el asfalto mojado a velocidad excesiva. Una vez trasladado a la sede policial, las pruebas de alcoholemia dieron tasas de alcohol de 0,58mg / l y 0,54mg / l. Los agentes informaron de que abrían diligencias penales y pidieron una ambulancia para trasladarlo al Hospital de Terrassa, al ver que se encontraba aturdido. El vehículo quedó fuera de la vía e inmovilizado mecánicamente.

Un cuarto de hora más tarde, el 112 contactó con la Policía Municipal para informar que un conductor había chocado contra la rotonda de la carretera de Matadepera y la avenida de Béjar, en sentido norte. Una patrulla se dirigió y vio que el conductor estaba ebrio. Las pruebas de alcoholemia con el etilómetro de precisión dieron resultados de 0,83mg / l y 0,84mg / l, por lo que los agentes abrieron diligencias penales. Una grúa municipal retiró el vehículo de la rotonda.

Momentos después, a las 6.50 h, un conductor más sufrió un accidente de tráfico al chocar contra un vehículo que salía marcha atrás de un parking de la calle de Núria, en La Maurina. Una dotación de la Policía Municipal, alertada por el 112, se presentó y trasladó a las dependencias policiales el conductor en ver síntomas evidentes de haber consumido alcohol. Las pruebas de alcoholemia dieron resultados de 0,72mg / l y 0,67mg / l. Se instruyeron diligencias penales y el vehículo fue inmovilizado en el depósito municipal.

Finalmente, hacia las 13 h, un particular llamó a la Policía Municipal para dar aviso de que un conductor circulaba ebrio por Can Tusell, concretamente cerca de la escuela Fuente del Alba. Una patrulla hizo una batida por la zona y localizarlo haciendo maniobras para salir de un estacionamiento de la calle de Tarragona y incorporándose a la vía de manera insegura. Los agentes le siguieron mientras le hacían señales para que se detuviera, pero en conductor no hizo caso. Finalmente, los agentes le pudieron cerrar el paso en la calle Consell de Cent, y comprobaron que estaba gravemente afectado por el alcohol. El conductor, sin embargo, se negó a hacer las pruebas a pesar de los repetidos advertencias sobre las consecuencias legales de su negativa, y finalmente los agentes lo detuvieron por conducir un vehículo de motor bajo la influencia de sustancias alcohólicas, y por negarse se hacer las pruebas, y lo trasladaron a las dependencias policiales para instruir las diligencias penales correspondientes.

Otras infracciones de tráfico

Hacia las 9.15 h del miércoles, un camionero contactó con la Policía Municipal para que un conductor había chocado contra su camión, que estaba estacionado en la calle Bisbe Castelltort esquina calle del periodista Grané, y huyó sin facilitarle las datos. Unos agentes se acercaron al lugar y el camionero les facilitó la placa de matrícula del vehículo fugado: la había fotografiado con su teléfono móvil cuando iba. La patrulla localizó al conductor fugado y le sancionó administrativamente por estar implicado en un accidente de tráfico y marchó del lugar sin facilitar los datos.

También el miércoles, sobre las 19.15 h, una unidad de la Policía Municipal detuvo un vehículo al ver que el conductor cometía una infracción de tráfico mientras circulaba por la calle del Marqués de Comillas. Durante la identificación, los agentes comprobaron que, además de circular sin seguro del vehículo, el conductor tenía pendiente que se le informara de manera oficial la pérdida todos los puntos del carné de conducir; por tanto, a partir de ese momento quedaba inhabilitado para conducir cualquier tipo de vehículo de motor. Los agentes le informaron sobre la infracción penal en que podría incurrir si volvía a conducir e inmovilizaron su vehículo.

Anuncios