Nota de Prensa.- La Comisión de Comedores Escolares del Consejo Escolar Municipal aprobó ayer por la tarde una modificación del protocolo de actuación y de gestión de los cobros de los comedores escolares para evitar situaciones no deseadas de impago y garantizar los derechos de los niños en situación de vulnerabilidad. El protocolo modificado aplicará para mejorar y agilizar la coordinación entre los servicios municipales y la empresa concesionaria del servicio de comedores. El propósito principal es que Servicios Sociales tenga el tiempo necesario para dar respuesta a los posibles cambios en las demandas de becas y que no se produzcan las disfunciones habituales que se suelen dar al inicio de curso, dada la alta complejidad de la gestión de las becas y sus complementos.

Con esta modificación del protocolo se quieren evitar los desajustes propios de una ciudad donde el Ayuntamiento complementa un número elevado de becas en los casos donde se considera necesario, atendiendo caso por caso una gran diversidad de realidades familiares. Así, este curso 2018-2019, en la ciudad de Terrassa se han concedido un total de 1.193 becas al 100%, de las cuales 193 corresponden al Consejo Comarcal y, de las 1.000 restantes, un 50% se pagan mediante el Consejo Comarcal y el Ayuntamiento las complementa hasta el 100% mediante la concesión de la empresa SERHS. Del resto de becas concedidas al 50% por el Consejo Comarcal, los Servicios Sociales del Ayuntamiento en complementa 166 con un 50%, 525 al 75% y 332 al 100%. El protocolo garantizará así una mejor comunicación con las familias para evitar posibles situaciones de impago de los recibos de comedor escolar. La Comisión de Comedores Escolares también insta al Departamento de Enseñanza de la Generalitat que estudie avanzar la respuesta de las becas sol • licitadas.

De esta modificación destacan medidas como que la empresa responsable del servicio, a fin de garantizar que las familias están enteradas del protocolo de pago del servicio de comedor, facilitará un comunicado o una nota informativa que las familias deberán firmar y devolver en el momento de darse de alta en el servicio. En el caso de las familiassolicitantes de beca, se ha realizado una ampliación de los plazos de pago para garantizar que los Servicios Sociales municipales tenga suficiente tiempo para resolver los expedientes recibidos. De este modo se garantizará que los niños podrán hacer uso del servicio de comedor hasta que Servicios Sociales finalice la resolución del expediente. Las familias que no han solicitado beca, se actuará según el protocolo habitual de la empresa responsable del servicio.

El Ayuntamiento ha revisado la situación de 79 familias que no han hecho el pago del servicio de comedor escolar para garantizar que ningún niño en situación de vulnerabilidad se quede fuera del servicio. De los casos estudiados, 51 presentan situación de posible vulnerabilidad y tendrán garantizado el servicio de comedor escolar mientras se verifica su situación, y 28 familias deberán hacerse cargo del importe que les corresponde del servicio.

Anuncios