Nota de Prensa.- La Comisión Informativa Especial en Materia de Transparencia del Ayuntamiento de Terrassa acordó ayer por la tarde elevar al Pleno la aprobación del Código Ético y de Conducta de los miembros electos, cargos directivos y personal eventual que ocupe cargos de confianza o de asesoramiento especial del Ayuntamiento de Terrassa. El punto se incluirá en el orden del día del próximo Pleno ordinario, previsto para el 28 de noviembre.

El Código Ético y de Conducta recoge los valores, los principios éticos y las normas de conducta que deben regir las actuaciones de las personas a las que va destinado, así como las situaciones de conflicto de intereses, el cumplimiento de las obligaciones derivadas del régimen de incompatibilidades y de las declaraciones de actividades y de bienes, y el procedimiento y las consecuencias en caso de incumplimiento. Estas obligaciones están reguladas por la Ordenanza municipal de Transparencia, Acceso a la información y buen gobierno.

La Comisión Informativa Especial en Materia de Transparencia ha sido la encargada de elaborar el Código Ético, con el objetivo de prevenir e impedir la aparición o reproducción de conductas no ajustadas a los valores y principios éticos y las normas de conductas que establece, a efectos de mejorar la infraestructura ética del Ayuntamiento y conseguir un reforzamiento de la confianza ciudadana en esta institución.

Corresponde al Ayuntamiento en Pleno aprobó el Código de Conducta de los miembros electos, altos cargos y cargos de confianza y, una vez aprobado, se someterá al trámite de información pública durante un plazo de 30 días hábiles a los efectos que se puedan formular las reclamaciones, alegaciones y sugerencias que se consideren oportunos.

La entrada en vigor del Código, en caso de que el Pleno lo apruebe, y una vez finalizada la tramitación, se prevé para finales de febrero o principios de marzo del año 2019.

Anuncios