Protección Civil de la Generalitat ha desactivado la Alerta del Plan de emergencias por inundaciones INUNCAT por el descenso del caudal de los ríos y por la mejora de las condiciones meteorológicas. El plan INUNCAT queda en situación de Prealerta para hacer seguimiento hasta que los ríos y arroyos más afectados por las últimas lluvias hayan normalizado sus caudales.

La Agencia Catalana del Agua ACA ha actualizado la información del caudal de los ríos e informa que los caudales todavía son muy altos, aunque van a la baja. La tendencia general es decreciente hacia la normalidad, pero el Ter en Puente de Torroella y Tordera en Fogars continúan en nivel alerta. Por lo tanto se recomienda mantener cerrados los vados y los accesos a los cauces y puntos bajos hasta la normalización del caudal.

Por este motivo, Protección Civil pide extremar las precauciones en torno a ríos y arroyos, no atravesar ningún punto que aún esté inundado y respetar la señalización de cierre.

El teléfono de emergencias 112 de Cataluña ha atendido en este episodio de lluvias 592 llamadas relativas a 468 incidentes relacionados con las lluvias. La mayoría de avisos (79%) se han concentrado en las comarcas gerundenses. Por comarcas se han recibido 168 llamadas desde el Alt Empordà, 110 del Baix Empordà, 97 del Gironès, 75 de la Selva y 16 del Pla de l’Estany.

Derivado de las llamadas al 112, los Bomberos de la Generalitat han atendido, durante todo el episodio de lluvias desde el sábado por la noche hasta esta mañana las 11h, 407 avisos. Muchas de los servicios de estas últimas horas, se concentran en el Alt Empordà, donde los bomberos están revisando calles, bajos, sótanos y garajes inundados por la zona de Vilatenim. Salidas para Regiones de Emergencias: Girona (313), Lleida (1), Norte (75), Centro (5), Sur (12), Tierras Ebro (1).

El Sistema de Emergencias Médicas SEM ha informado de que asociados a la situación extraordinaria por alerta INUNCAT ha habido 44 incidentes y que no ha habido incidentes destacables.

Evacuación en Vilatenim: la Guardia Urbana de Figueres ha informado de que las familias desalojadas por el desbordamiento del río Manol de la calle Mossèn Miquel Ayats han podido regresar a su casa, aunque por falta de suministros, las familias no pueden quedarse de momento a los sus viviendas.

Además, la residencia de Far d’Empordà continúa sin ofrecer sus servicios dado que aún queda agua en los bajos y las personas usuarias permanecerán en su casa o en el Hospital de Figueres hasta que se pueda restablecer el servicio con normalidad.

A Viladecavalls (Barcelona) se mantienen aún desalojadas las familias evacuadas por la caída de un talud debido a las lluvias de la semana pasada.

Las incidencias en el suministro eléctrico han quedado cerradas.

En estos momentos y derivado de las inundaciones, el Servicio Catalán de Tráfico SCT informa que la afectación red viaria (sólo carreteras secundarias) es la siguiente a estas alturas:

GIP-5129 Tallada entre Vilafant y Borrassà

GIV-6226 Tallada desde la N-II en Vilaür por Garrigàs

GIV 6216 Tallada al pk 5 en Sant Pere Pescador

GIV 6211-R1 Cortado el ramal de Figueres en la rotonda Ronda Sur en dirección Figueres

GIV-6213 Tallada en Fortià

GIV 6321 Tallada entre Albons y Bellcaire d’Empordà – Carretera de Llabià en Gualta está cerrada

GIV-6703-R1 acceso a La Creueta – Acceso cortado en casa rural Mas Monell en Mieres. Desbordamiento de un arroyo. Puente cortado.

GI-643 cortada entre Serra de Daró y Gualta

C-252 Cortada entre Vilabertran y Perelada

GIV-8321 cortada entre Bellcaire y Albons

También en Terrassa desactivan el Plan de Emergencia

Nota de premsa.-El alcalde de Terrassa, Alfredo Vega, ha desactivado hoy a las 14.15 h el Plan Básico de Emergencia municipal, que se encontraba activado en fase de alerta desde el pasado jueves, ante la mejora de la situación meteorológica y en base a las previsiones de los próximos días. El Plan especial de emergencias por inundaciones en Cataluña (INUNCAT) se mantiene en situación de preaalerta.

Entre el mismo jueves y viernes, así como durante el fin de semana, aunque en menor medida, se han registrado más de un centenar de actuaciones por parte de los servicios municipales y de los cuerpos de seguridad. La mayoría se produjeron durante la mañana y el mediodía del jueves, cuando la intensidad de lluvia fue más alta, y el resto se fueron registrando posteriormente cuando se evaluaron los daños y las intervenciones a realizar.

Los servicios municipales y de seguridad implicados han trabajado durante estos días, y lo siguen haciendo, para que las afectaciones sean solucionadas y así poder recuperar la normalidad en la ciudad.

Anuncios