Nota de prensa.- La fotógrafa chilena Kati Riquelme vuelve a Terrassa con su nuevo trabajo, Negro Zorzal. La exposición se inaugura este sábado 24 a las 19h en el Estudio Tigomigo.

Negro Zorzal dialoga con la memoria, la ausencia, el silencio y el tiempo. Kati Riquelme nos propone una travesía hacia el interior del alma, un lugar que apenas percibimos y hacia el que avanzamos por una oscuridad que nos arrulla, oscura y peligrosa.

Sus agatotípies y colodiones húmedos capturan la luz. Dibujan sombras, impenetrables, rugosas. Nos muestran como de finitos y frágiles somos. Pilares del fugaz. Abismos de nacimiento y de muerte, de extrema belleza y dolor.

“Hace muchos años que conocemos Kati y su obra, y sigue emocionándonos con la misma intensidad que cuando la conocimos. Por eso sabíamos que tarde o temprano teníamos que exponer sus obras en Tigomigo “- explica Paulo caza, director del espacio de arte -” Es una artista excepcional, capaz de trascender la propia fotografía para su instalación en la sutileza de la poesía “.

Porque poesía es sin duda el que desprenden los montajes de esta chilena que ha encontrado en las montañas del Montseny su hogar. Como ya hizo con La Vejez de Narciso, en el Centro Cultural, Riquelme es capaz de sumergirnos en universos de belleza y fragilidad.

Kati Riquelme

Kati Riquelme es una fotógrafa nacida en Chile y establecida en el Montseny que ha encontrado en las técnicas fotográficas del siglo XIX, y en concreto en el colodión húmedo, el lenguaje que le permite expresar sus inquietudes y explorar la fotografía desde una óptica plástica e intimista.

Esta es la segunda vez que sus obras pueden verse en Terrassa de la mano de Estudio Tigomigo. La primera fue en el espacio La Galería, del Centro Cultural, hará ahora dos años.

Anuncios