Nota de Prensa.- El pasado viernes, a las 12.30 h, la Sala del 092 recibió una llamada del 112 que informaba de que se había hundido parte del techo de una casa ubicada en la calle Bartrina, a la altura de la calle del doctor Ferran, y que se había activado a Bomberos. Se comisionaron tres dotaciones de la Policía Municipal, que al llegar comprobaron que parte del techo del domicilio que da a la calle Barrena se había hundido y no se podía acceder al domicilio debido a los escombros caída en la vía.

Los agentes cortaron provisionalmente la calle con el fin de facilitar la tarea de las cuatro dotaciones de Bomberos que actuaron en el lugar. Los efectivos de Bomberos accedieron por el patio trasero de la casa, donde localizaron una mujer que vive en el domicilio y que resultó ilesa.

Se pidió la presencia del arquitecto municipal para evaluar el estado de la casa después de su hundimiento. Los agentes realizaron las gestiones pertinentes con los Servicios Sociales municipales para encontrar alojamiento provisional a la familia que vive en la casa, que quedó inhabitable, y también se realizaron gestiones con el seguro del inmueble. Finalmente, el domicilio se queda precintado y el arquitecto municipal determinará las reparaciones necesarias a la estructura para que pueda volver a ser habitable.

Varios accidentes de tráfico a lo largo del fin de semana

A las 12.15 h del viernes, la Sala del 092 recibió una llamada del 112 para alertar de la caída fortuita de un motorista en la calle delPare Labrador, a la altura de la calle de Arquímedes. Una ambulancia atendió del golpe al motorista y no fue necesario su traslado a un centro médico. Los agentes informaron que la caída podía ser consecuencia de la lluvia y que el impacto de la motocicleta había ocasionado unos desperfectos leves en la persiana de un establecimiento.

A las 22.10 h del viernes, el 112 informó de la colisión entre dos vehículos en la avenida de Santa Eulalia, a la altura de la calle del Maresme. Dos ambulancias llegaron al lugar y atendieron a los conductores de lesiones leves. Los agentes pidieron la presencia de la grúa municipal para retirar los vehículos de la vía y realizaron el informe técnico de accidentes.

A las 05:25 h del sábado, el 112 informó de un accidente en la calle de Tortosa, a la altura de la calle de Cervera. Una patrulla de la Policía Municipal acudió al lugar, donde observó que el vehículo que había ocasionado el accidente había marchado del lugar sin dejar sus datos. Los agentes hablaron con los testigos y averiguaron el domicilio del conductor fugitivo, a donde se dirigieron y encontraron el vehículo estacionado, con daños compatibles con el accidente. Los agentes realizaron un reportaje fotográfico de los hechos y dejaron un aviso de citación al propietario del vehículo.

A las 11.55 h del sábado, el 112 informó de una colisión entre dos vehículos sin heridos en la calle Ordal, a la altura de la calle de Puigmal. Al llegar, los agentes pidieron la documentación a los conductores y observaron que uno de ellos sólo presentaba una fotocopia de un permiso de conducir sin fiabilidad. Los agentes inmovilizaron su vehículo y le abrieron diligencias por una delito contra la seguridad vial. También fue citado para ir a juzgado.

A las 12.30 h del sábado, el 112 informó de un atropello en la calle del Doctor Ayrmerich y Gilabertó, a la altura de la calle de Mosén Ángel Rodamilans. Al llegar, la dotación policial se observó que un peatón que cruzaba la calle con un andador había sido golpeado levemente por un vehículo. Una ambulancia lo atendió y lo trasladó al Hospital de Terrassa.

A las 21.25 h del sábado, la llamada de un particular informó que un conductor había chocado contra su vehículo por detrás y que parecía ebrio y mostraba una actitud agresiva. Los agentes sometieron al conductor que había provocado el accidente en la prueba de alcoholemia estimativa, en la que dio una tasa positiva de 0,75 mg / l. Los agentes lo acompañaron a Jefatura para realizar las pruebas de alcoholemia de contraste, en las que dio también tasas positivas de 0,73 mg / l. Los agentes abrieron diligencias penales por un delito contra la seguridad vial.

Varias alcoholemias positivas el fin de semana

A las 12:20 h de la madrugada del sábado, un vehículo patrulla de la Policía Municipal que circulaba por la calle de Ibáñez Aldecoa, para un vehículo a la altura de la carretera de Castellar y, al pedirle la documentación a la conductora , observó que esta podía ser afectada por el alcohol. Los agentes le realizaron la prueba de alcoholemia estimativa, en la que dio una tasa positiva de 0,60 mg / l. Los agentes la acompañaron a Jefatura para realizarle las pruebas de alcoholemia de contraste, en las que dio nuevamente tasas positivas de 0,60 mg / l y 0,56 mg / l. Por este motivo, la conductora fue denunciada administrativamente por conducir un vehículo habiendo consumido bebidas alcohólicas.

El sábado, a las 4.25 h de la madrugada, otra patrulla de la Policía Municipal observó un vehículo que circulaba erráticamente por el paseo del Veintidós dos de Julio y lo detuvo a la altura de la calle de Monte Perdido. Los agentes observaron que el conductor presentaba sintomatología de haber consumido alcohol y le realizaron la prueba estimativa de alcoholemia, en la que dio una tasa positiva de 0,50 mg / l. Los agentes lo acompañaron a Jefatura para realizarle las pruebas de alcoholemia evidencial, en las que también dieron tasas positivas de 0,51 mg / l. Los agentes inmovilizaron el vehículo y denunciaron administrativamente al conductor para conducir un vehículo habiendo consumido bebidas alcohólicas.

Domingo, a las 5.30 h, un control policial situado en la plaza de los Países Catalanes paró un conductor, que dio positivo en la prueba de alcoholemia estimativa, con una tasa de 0,57 mg / l. Los agentes lo acompañaron a Jefatura para realizarle las pruebas de alcoholemia evidencial, en las que dio tasas positivas de 0,61 mg / l. Los agentes denunciaron al conductor administrativamente por conducir habiendo consumiendo bebidas alcohólicas.

Le dejan el vehículo en custodia y da positivo en alcoholemia

A las 17.30 h del sábado, una patrulla de la Policía Municipal detuvo un turismo ocupado por tres personas en la avenida del Vallès, a la altura de la rambla de Francesc Macià, por una infracción de tráfico. Los agentes observaron que una de las ventanas del vehículo estaba rota, con los cristales rotos en el interior. El conductor les explicó que el propietario le había dejado el vehículo. Los agentes hicieron varias gestiones y confirmaron que el vehículo no constaba como sustraído, pero que no había pasado la ITV y tampoco tenía contratado el seguro. Posteriormente, se personó en el lugar una persona que manifestó ser el propietario del vehículo, pero que no coincidía con lo que constaba en las bases de la DGT, y manifestó que, por motivos personales, había autorizado a esta persona a estacionar coche pero no a circular con él. El conductor presentaba signos de encontrarse bajo los efectos del alcohol y fue sometido a la prueba de alcoholemia, con un resultado positivo de 0,43 mg / l. El conductor fue sancionado por conducir un turismo con una tasa de alcohol superior a la permitida. El propietario del vehículo también fue sancionado, en este caso por no disponer de ITV y no tener contratado el seguro. El vehículo fue inmovilizado y trasladado al depósito de vehículos.

Decomiso de sustancias estupefacientes

Esta madrugada, a las una y diez minutos h, en la calle del Duero, a la altura de la carretera de Moncada, una patrulla de la Policía Municipal ha decomisado al conductor de un vehículo 8,9 gramos de marihuana y 0,35 g de hachís .

Anuncios