Centenares de niños y adultos han copado la mañana de este sábado el aparcamiento del Maxi DIA, atraídos por la presencia de una conocida youtuber infantil en las dependencias  de Bureau Vallèe en Can Parellada.

Entusiasmados menores, armados de paciencia, han formado largas colas que ocupaban el parking y las aceras de la calle Francia y la Av. del Vallès, a fin de poder ver, saludar y pedir autógrafos a su ocasional diva.

Mientras se prolongaba la espera y la cola avanzaba lentamente, establecimientos como DIA, se beneficiaron de la necesidad de los pequeños de engañar a la tripa con chuches o de saciar con botellas de agua, la sed de sus representantes.

Lo cierto es que no esperábamos llegar a ser testigos del poder de convocatoria de algún personaje sin más caché que empatizar con la gente a través de las redes sociales, pero lo hemos sido. No queremos ni pensar en el alboroto que se hubiese producido, si en lugar de una pequeña youtuber, hubiese estado, por ejemplo, David Bisbal.

Anuncios