El Departamento de Interior ha presentado a los representantes sindicales del Cuerpo de Bomberos una propuesta en relación a las condiciones laborales del bomberos funcionarios de la Generalidad de Cataluña. La propuesta para alcanzar los acuerdos, se presentó en el marco de la reunión celebrada ayer en la sede del Departamento de Interior, a la que asistieron el secretario general de Interior, Brauli Duart, el director general de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos (DGPEIS), Manuel Pardo y otros altos cargos de Interior y de la dirección general.

La de ayer fue la decimoséptima reunión del Grupo de Trabajo de negociación del Acuerdo entre representantes de la DGPEIS y los representantes sindicales. El consejero de Interior, Miquel Buch, el consejero de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró, así como los secretarios generales de Interior, Brauli Duart, y del departamento de la Vicepresidencia y de Economía y Hacienda, Albert Castellanos han asistido a algunas de las reuniones.

La propuesta presentada parte del reconocimiento de las graves carencias del Cuerpo, y tiene como objetivo la normalización de la situación del Cuerpo de Bomberos de aquí al año 2022 mediante el ingreso de los 1.000 nuevos efectivos, la implementación de otras mejoras de tipo organizativo y laboral y también de la renovación del vestuario, los equipamientos, el parque móvil y las infraestructuras.

El Gobierno se compromete a realizar, en el marco presupuestario correspondiente, y durante los próximos 4 años, convocatorias de acceso al Cuerpo de Bomberos de la Generalitat, concretamente 250 nuevas plazas cada año, hasta un total de 1.000 nuevas plazas.

En la misma línea, propone la cobertura por promoción interna de varias categorías: 216 plazas de cabo, 98 plazas de sargento, 100 plazas de oficial, 25 plazas de subinspector y 7 plazas de inspector.

La propuesta incluye otras medidas de carácter organizativo, como la derogación tácita del Decreto 74/2014 de jornada y horario del Cuerpo de Bomberos. Respecto a la jornada laboral, se propone mantener la jornada anual de 1.688 horas para los próximos 3 años con el compromiso de alcanzar las 1.640 horas anuales en 2023.

Para compensar el déficit estructural existente se propone la realización voluntaria de jornadas adicionales a la jornada obligatoria, en 3 tramos a elegir por cada trabajador, con una retribución por hora adicional de un 17% sobre la hora ordinaria.

La propuesta también contempla aspectos como la mejora de la retribución de las horas extraordinarias, la carrera profesional o la reactivación de la comisión de segunda actividad, entre otros.

Aunque estos no sean ámbitos de inclusión en el acuerdo de las condiciones de trabajo, Interior acompaña esta propuesta con el compromiso de adecuación y renovación del vestuario, el parque móvil, los equipamientos y la realización de obras en infraestructuras.

Este conjunto de medidas permitirían implementar el proyecto “Bomberos 2.025” de la Dirección General de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos.

Anuncios