Nota de Prensa.- Hacia las 18.30 h de ayer jueves, varias dotaciones de la Policía Municipal acudieron a la calle de Girona, a la altura de la calle del Doctor Calsina, alertadas por el 112, por qué salía mucho humo de la ventana de una vivienda. En el lugar había tres camiones cisterna sofocante el fuego, que se había originado, posiblemente, por la quema de un colchón que estaba en contacto directo con un cableado con conexiones deficitarias y fraudulentas en la red eléctrica del alumbrado público.

Una vez extinguido el fuego y ventilado la vivienda, los efectivos de bomberos descubrieron que había una gran cantidad de macetas con plantas de marihuana en las tres habitaciones del edificio, donde había montada toda una infraestructura con equipos de ventilación, humidificadores, riego automático y luces halógenas destinada a favorecer el cultivo de este tipo de vegetal. Los agentes requisaron un total de 1.671 plantas, entre las que algunas estaban en un avanzado estado de floración y de otros en el punto óptimo de cosecha, y las trasladaron a la Jefatura policial para ser destruidas.

En la vivienda, donde en ese momento no había nadie, también se localizó un perro de raza potencialmente peligrosa, en unas condiciones sanitarias deplorables. Se pidió la intervención del servicio de recogida de animales, que se hizo cargo. Así las cosas, se comunicó los hechos al Juzgado de Guardia y se inició la instrucción de las diligencias penales por un delito contra la salud pública y por defraudación de fluido eléctrico. Se pidió la intervención de la empresa suministradora para desconectar el cableado fraudulento de la red eléctrica general.

Intervenciones por un cableado en mal estado y una fachada deteriorada

Sobre las 20 h de ayer, el titular de una vivienda de la calle de San Lucía, a la altura de la calle de la Virgen del Socorro, pidió la presencia de la Policía Municipal para que un cableado eléctrico exterior pegado a su fachada sacaba chispas. Una dotación policial acudió al lugar, donde los efectivos de Bomberos confirmaron que el foco estaba en los cables de alta tensión, que estaban quemando. Debido a las chispas, la plancha de un vehículo estacionado en el lugar quedó afectada, y desde la sede policial se hicieron las gestiones adecuadas para comunicar los hechos a su titular. El domicilio del requirente quedó sin corriente eléctrica.

Por otra parte, poco antes, a las 19.30 h, una unidad de la Policía Municipal cortó el tráfico de la carretera de Martorell, a la altura de la avenida de Àngel Sallent, por qué caían trozos de revoque a la vía de la fachada de una casa, que estaba muy deteriorada. En este servicio intervino un efectivo de los Bomberos, que tardaron poco más de un cuarto de hora a sanear las zonas mésafectades de la fachada.

Un conductor se duerme al volante y choca contra una farola de alumbrado público

Hacia las 18.30 h de ayer, el servicio 112 pidió la presencia de una unidad de la Policía Municipal en la calle Colón, a la altura de la avenida de Santa Eulalia, donde un conductor había chocado contra una farola. Un patrulla acudió al lugar, donde los sanitarios de una ambulancia estaban atienden al conductor, que rehusó el traslado a un centro médico. El conductor informó a los agentes que se había dormido mientras conducía, lo que le hizo perder el control de vehículo y chocar contra la farola. Se dio aviso a Eco-Equipo para limpiar la zona de los restos de cristales de la farola y del vehículo, que quedaron esparcidos por la calzada, así como también los restos plásticas desprendidas del turismo. También se pidió la presencia de la empresa de mantenimiento del alumbrado público para hacerse cargo de la farola afe Ctat.

Soporte en una intervención por un conductor ebrio

A las 04:15 h de esta madrugada, un efectivo del cuerpo de los Mossos ha pillado un conductor que podría estar bajo la influencia del alcohol mientras circulaba por la carretera de Matadepera, a la altura de la avenida de Portugal . El efectivo ha pedido la presencia de un patrulla de la Policía Municipal, que instó al conductor a ser trasladado a la Jefatura para ser sometido a las pruebas de detección de alcohol en un etilómetro de precisión, en las queha dado tasas de 0,71 mg / ly 0,64 mg / l. El conductor ha sido sancionado por la vía administrativa y el vehículo ha quedado inmovilizado.

Anuncios