Nota de Prensa.- El lunes, a las 23.30 h, se recibió una llamada del responsable de un establecimiento de la calle del Aneto, a la altura de la calle del Puigmal, que manifestaba que la había agredido a un cliente muy agresivo y en estado ebrio. Acudieron al lugar de los hechos dos patrullas de la Policía Municipal, que al llegar observaron que la persona agresiva había marchado del establecimiento. Poco después, sin embargo, la misma persona que había causado los disturbios se presentó nuevamente en el establecimiento, acompañado ahora por otra persona en un turismo. Los agentes intentaron identificarlos. Ambos se encontraban bajo los efectos del alcohol y muy agresivos e intentaron huir con su vehículo, golpeando el vehículo patrulla que intentaba cerrarle el paso y, de rebote, chocando con tres vehículos que estaban estacionados.

Los agentes pudieron detener el vehículo y detener a los dos ocupantes por atentar contra los agentes de la autoridad. Los dos detenidos opusieron mucha resistencia a la detención y no desistieron en ningún momento de su actitud agresiva. Siete agentes tuvieron que ser asistidos en el Hospital Universitario MútuaTer raza de diversas contusiones.

Se comprobó también que el vehículo no tenía seguro obligatorio ni la ITV en vigor, y quedó inmovilizado mecánicamente en la calle de Córdoba. Los agentes denunciaron los hechos y, finalmente, otra patrulla de la Policía Municipal realizó el informe técnico de accidentes y recogió los datos de los vehículos estacionados golpeados y testigos que presenciaron los hechos.

Intervención en cuatro accidentes de tráfico

A las 8.50 h del lunes, el 112 alertó de un atropello en la avenida del Abad Marcet, con la carretera de Rellinars. Una patrulla acudió al lugar y atendió un niño de 8 años que había sido atropellado y que presentaba un golpe. Posteriormente, una ambulancia trasladó al menor a Hospital Universitario MútuaTerrassa. Los agentes tomaron los datos de los hechos y realizaron el informe técnico de accidentes.

Lunes, a las 10.55 h, el 112 informó de un accidente en la calle Marconi, a la altura de la carretera de Martorell. Acudió al lugar una patrulla, que observó que un vehículo se había desfrenado y le había atrapado la pierna a su propietario. Una ambulancia lo atendió y lo trasladó al Hospital Universitario MútuaTerrassa. Los agentes realizaron el informe técnico del accidente y activaron la grúa municipal.

También el lunes, a las 19.15 h, el 112 comunicó que había un accidente con varios vehículos implicados en la calle de la Anoia, a la altura de la calle Colón. Una patrulla de la Policía Municipal llegó al lugar y observó que la colisión había sido entre tres vehículos y tres personas habían resultado heridas. Los agentes pidieron la presencia de la grúa municipal para retirar uno de los vehículos, que no tenía el seguro obligatorio y había quedado inmovilizado. Una ambulancia atendió a los heridos y trasladó a uno de ellos en el Hospital de Terrassa. Los agentes realizaron el informe técnico de accidentes y activaron los servicios de Eco-Equipo para limpiar la zona.

A las 8.50 h de ayer, el 112 alertó de un atropello en la calle Mossèn Ángel Rodamilans, a la altura de la calle de San Honorato. Una patrulla atendió una niña que había sido atropellada y presentaba un golpe leve. Una ambulancia la trasladó al Hospital de Terrassa. Los agentes tomaron los datos de los hechos y realizaron informe técnico de accidentes.

Alerta de incendio en un local que resulta ser una alarma de humo

Lunes, a las 9.05 h, el 112 comunicó que salía humo de un local de la carretera de Moncada, a la altura de la calle de Topete, y que se había activado Bomberos. Una patrulla acudió al lugar, donde vio que salía humo del local, que estaba cerrado. Los efectivos de Bomberos comprobaron que el humo no provenía de ningún fuego, sino del sistema de alarmas que se había activado y expulsaba humo para evitar la visibilidad en el local. Se avisó al propietario del local, que se personó en el lugar. Los agentes inspeccionaron el local, sin detectar ningún indicio de intromisión.

Detención de una persona por un delito contra la salud pública

Ayer lunes, a las 19.50 h, una patrulla en servicio ordinario observó, en la plaza de Cataluña, como dos personas se encontraban e intercambian dinero por algo y luego marchaban en direcciones opuestas. Los agentes detuvieron a las dos personas por separado. Uno de los individuos, al que se le encontró un cucurucho de 0,5 g de cocaína, manifestó a los agentes que le acaba de comprar la sustancia a la persona que se acaba de encontrar a cambio de 40 euros, que había pagado con dos billetes de 20 euros. Los agentes hablaron con la otra persona, que llevaba en el bolsillo de la chaqueta los dos billetes de 20 euros. Los agentes procedieron a la detención de la persona que había hecho el intercambio y llevaba el dinero por un delito contra la salud pública y lo trasladaron a la Jefatura para su ingreso. Los agentes también denunciaron administrativamente a la persona que llevaba encima la sustancia por tenencia de sustancias estupefacientes.

Anuncios