Agentes de la Policía de la Generalidad de la División de Investigación Criminal de la Región Policial Metropolitana Sur desarticularon un grupo criminal de origen albanés especializado en robos con fuerza en domicilios y detuvieron, el martes 18 de diciembre, ocho hombres en L Hospitalet de Llobregat y uno en Barcelona, ​​como presuntos autores de veinte robos con fuerza en domicilios de las comarcas del Anoia, Baix Llobregat, Barcelonès y el Vallès Occidental.

La investigación se inició, a mediados del mes de noviembre, cuando los mozos detectaron que en la comarca del Baix Llobregat se había producido un aumento considerable de robos con fuerza en domicilio siguiendo siempre un mismo patrón delictivo.

Los investigadores comprobaron que los responsables de los robos serían los miembros de un grupo que hacía unos días habían asentado en L’Hospitalet de Llobregat.

El grupo, integrado por unas 15 personas de nacionalidad albanesa, llegó desde Barcelona y estaba actuando, de manera coordinada y desde hacía meses, por robar en casas aisladas y plantas bajas de la capital catalana y de los municipios de los alrededores.

Los ladrones decidieron desplazarse a L’Hospitalet de Llobregat como consecuencia del incremento de la presencia policial en el distrito de Ciutat Vella.

La capacidad logística del entramado delictivo se hizo evidente con el control de cuatro pisos francos en L’Hospitalet de Llobregat y la utilización de dos vehículos para desplazarse hasta el lugar de los robos. Cabe mencionar que la principal preocupación de los investigados era dificultar la labor policial y por este motivo, uno de los vehículos que utilizaban constaba a nombre de un testaferro y el otro vehículo era conducido por un hombre, de origen dominicano, que los hacía de chófer. Además, el grupo también utilizaba la red de transportes metropolitanos para sus desplazamientos y evitar así los controles policiales en las carreteras.

Las gestiones de investigación lograron atribuir al grupo criminal un total de 20 robos con fuerza en domicilios en las comarcas del Anoia, Baix Llobregat, Barcelonès y el Vallès Occidental.

Varias informaciones que indicaban que el entramado estaba preparando su fuga de Cataluña desencadenaron la fase final de la investigación y el día 15 de diciembre, se organizó un dispositivo para detener a los miembros del grupo criminal investigado, que culminó dos días después con la detención de nueve hombres, con antecedentes en otros países de la unión europea de la misma tipología delictiva: ocho en L’Hospitalet de Llobregat y uno en Barcelona.

Con la autorización del Juzgado de Instrucción número 3 de L’Hospitalet de Llobregat, los investigadores realizaron cuatro entradas y pesquisas en cuatro domicilios ubicados en el municipio de L’Hospitalet de Llobregat que permitieron recuperar gran cantidad de material presuntamente sustraído y que está siendo analizado para ser devuelto a sus legítimos propietarios.

Los arrestados pasaron a disposición judicial y el juez instructor decretó el ingreso en prisión para seis de los detenidos y la libertad con cargos para los otros tres.

La investigación continúa abierta y no se descartan más detenciones.

Anuncios