Gracias a los políticos de turno que en aplicación de la dogmática dictadura de lo políticamente correcto, enarbolada contra los caballos por la minoría animalista, el paje Xiu-Xiu que ha sido recibido en la estación por el alcalde de Terrassa, Alfredo Vega, ha recorrido el sector de influencia consistorial como es el centro, en un todoterreno, que en lugar de dejar la benéfica mierda equina en el suelo, ha contribuido a la contaminación del aire.

Como se sabe, la muerte el año pasado de un caballo, como muere inevitablemente cualquier ser vivo, sirvió para que grupúsculos minoritarios que han hecho de la estridencia su arma arrojadiza, cargaran contra la participación caballar en las fiestas de reyes. Como es natural que ocurriera cuando existe gente entre los que deben tomar decisiones sin interpretar para nada el sentir mayoritario de la población, se prohibió la participación de los caballos en una de las pocas actividades que la evolución aún permite a estos animales.

Volviendo a la noticia festiva, el paje se dirigió al Raval de Montserrat, centro neurálgico del ayuntamiento del y para el centro y sus amistades, donde ha hecho el tradicional pregón y ha recibido las cartas que los ilusionados niños han escrito a los Reyes Magos de Oriente, a los que el Xiu-Xiu precede.

Foto Digital Foto – Fotos Francino

Anuncios