Nota de Prensa.- A primera hora de la mañana se recibe llamada del Servicio de Medio Ambiente del Ayuntamiento solicitando la presencia de una patrulla en el Centro de Atención de Animales Domésticos (CAAD), dado que las instalaciones presentan desperfectos y algunos animales han sufrido lesiones. Se comisiona una dotación de Policía Municipal, que comprueba los daños para proceder a la instrucción de las diligencias de la denuncia, y se activa el grupo de policía científica de la comisaría de Mossos.

Para las pruebas de que se dispone, parece que dos personas han entrado esta madrugada en el Centro y han abierto las jaulas de los perros. A raíz de estos hechos murieron dos perros, presuntamente por las heridas provocadas por la pelea que se ha generado entre los animales que han salido al pasillo, y seis han sufrido heridas de diversa consideración y han sido atendidos por la veterinaria del centro . No se prevén complicaciones en su estado de salud. Los agentes de la Policía Municipal han levantado acta de daños y han traspasado a Mossos la investigación del caso.

Dos vehículos volcados por accidentes de tráfico

A las once y veintiún h del pasado viernes, un vehículo que realizaba maniobra de marcha atrás para salir de un estacionamiento en la calle Nuria, a la altura de la calle de Mirasol, golpeó una peatón que cruzaba la calzada por la parte posterior del turismo, provocando la caída de esta persona, que se rompió un hueso del brazo y fue trasladada por una ambulancia al Servicio de Urgencias del Hospital Universitario MútuaTerrassa.

A las 19:23 h del mismo día, chocaron dos turismos por alcance en el cruce de la ronda de Poniente con la plaza de Las Magnolias. Los hechos ocurrieron cuando uno de los vehículos giró del puente del Pueblo Nuevo a la derecha para coger la ronda y se detuvo para ceder el paso a una persona que cruzaba por el paso de peatones, siendo alcanzado por el vehículo que circulaba detrás.

A las 18:17 h del sábado pasado, un vehículo que circulaba por la calle de Álava haciendo trompos chocó con un vehículo estacionado, marchando seguidamente del lugar sin facilitar datos. Gracias a un testigo que tomó la matrícula se pudo identificar al propietario del turismo, el cual fue denunciado por huir del lugar sin dejar sus datos, por no tener contratado el seguro del vehículo y por no haber pasado la ITV.

A las 19:24 h del mismo sábado, un vehículo que circulaba por la calle de Bartomeu Amat perdió el control del vehículo pasado el cruce con la calle de la Autonomía, chocando con varios vehículos estacionados. A consecuencia del impacto, el vehículo volcó quedando atrapada su conductora en el interior. Al lugar se personaron dotaciones de Bomberos, que rescataron la conductora, que fue trasladada por una ambulancia al Servicio de Urgencias del Hospital Universitario MútuaTerrassa.

Posteriormente, a las 19.40 h, en la avenida del Vallès a la altura del acceso a la variante de la N-150, un vehículo fue alcanzado cuando se encontraba parado en el semáforo,marchando del lugar el vehículo que golpeó el que estaba parado. El vehículo huido fue localizado seguidamente por una patrulla de la Policía Municipal que había sido informada de los hechos por el Servicio 112. El conductor del vehículo huido dio un resultado positivo de 0,70mg / l en las pruebas de alcoholemia que realizó, por lo que será investigado por un presunto delito contra la seguridad del tráfico. Además, el conductor fue denunciado por irse del lugar sin facilitar sus datos, por no tener contratado el seguro del vehículo y por no haber pasado la ITV.

A las 20:49 h, el Servicio 112 informó de otro accidente con vehículo volcado en la carretera de Olesa. Según los implicados, el accidente ocurrió cuando un vehículo que se encontraba estacionado en la esquina de la calle de Pablo Iglesias con la carretera de Olesa hizo una maniobra incorrecta para acceder a la entrada de la autopista C-58, siendo chocado al realizar esta maniobra por un turismo que circulaba por la carretera en sentido Viladecavalls. Debido al impacto, el vehículo chocó terminó volcado en la calzada. Ambos conductores fueron atendidos, siendo trasladados, uno en el Hospital de Terrassa y el otro en el Hospital Universitario MútuaTerrassa.

A las 15:18 h del domingo se produjo una colisión en el cruce de la calle de Watt con la calle Faraday entre una motocicleta y un turismo, el hechos ocurrieron cuando un turismo que circulaba por la calle de Watt no respetó la señal de ceda el paso golpeando la motocicleta que circulaba por la calle de Faraday. A consecuencia del impacto, la motocicleta fue desplazada hasta chocar contra un vehículo estacionado. El ocupante de la motocicleta fue trasladado por una ambulancia al servicio de urgencias del Hospital Universitario MútuaTerrassa.

Posteriormente, a las 21:57 h, tuvo lugar otra colisión entre una motocicleta y un coche en el cruce de la ronda de Poniente con la calle de Alexandre Galí, al no realizar correctament el conductor del turismo la señal de STOP, chocando con la motocicleta que circulaba por la ronda. El motorista fue trasladado por una ambulancia al servicio de urgencias del Hospital Universitario MútuaTerrassa.

La Policía Municipal detiene a un joven por un delito de atentado contra los agentes de la autoridad y por agredir físicamente tres personas

Hacia las 03:20 h del pasado sábado, una patrulla de la Policía Municipal que circulaba por la zona de la plaza del Agua, fue reclamada por tres jóvenes, las que informaron que habían sido agredidas por un joven sin motivo aparente , y que éste había huido en dirección a la avenida de Jaume I.

Los agentes comprobaron que las víctimas presentaban varias heridas en las rodillas y una de ellas tenía una hemorragia nasal, por lo que pidieron con urgencia una ambulancia para su traslado al Hospital Universitario MútuaTerrassa.

La unidad policial hizo una batida por la zona y, en la calle Pintor Huguet, localizó un joven con características similares a las facilitadas por las agredidas. Al ser identificado, el joven facilitó una identificación falsa y, a continuación, agredió uno de los agentes para huir.

Finalmente, el agresor fue detenido, ya que el agente resultó herido, y fue trasladado hasta las dependencias policiales, donde fue identificado correctamente, y donde se instruyeron las diligencias correspondientes para estar implicado en un delito de atentado contra los agentes de la autoridad y por un delito de lesiones.

En cuanto a las heridas de las víctimas, fueron pronosticadas de leves.

Se instruyen diligencias penales contra tres conductores ebrios

La primera infracción tuvo lugar a las 1:30 h del pasado el sábado cuando una patrulla policial localizó el vehículo del infractor con una rueda pinchada a causa de haber golpeado contra un objeto indeterminado en la avenida del Vallès, a la altura la calle de Salamanca.

Dado que el conductor ofrecía claras muestras de haber consumido bebidas alcohólicas, se le instó a someterse a las pruebas de detección de alcohol, en las que dio resultados de 0,78mg / l y 0,82mg / l.

A continuación, los agentes comprobaron que el conductor también tenía una suspensión temporal del permiso de conducir emitida por un juzgado, por lo que se remitieron diligencias penales, al tiempo que se le inmovilizó el vehículo.

Poco después, pasadas las 2.30 horas, unos agentes de la Policía Municipal observaron que un conductor hacía una maniobra extraña mientras conducía por la calle de Manresa, en el barrio de San Pedro Norte.

Visto que el conductor presentaba evidentes síntomas de estar bajo la influencia de alguna sustancia alcohólica, lo trasladaron a la sede policial, donde se le sometió a las pruebas de impregnación alcohólica, dando un resultado de 0,81mg / ly 0,75mg / l. Los agentes le informaron de que se harían las correspondientes diligencias penales y que el vehículo quedaría inmovilizado en el depósito municipal

El último infractor fue pillado por la Policía Municipal al ser responsable de un accidente de tráfico cuando golpeó una mampara de una gasolinera en la carretera de Olesa, entre las calles de Nuria Riba y de Carrasco i Formiguera.

Los agentes comprobaron que la conductora estaba gravemente afectada por la ingesta del alcohol y que, probablemente, se había dormido mientras conducía. En someterla a las pruebas de alcoholemia, dio una tasa de alcohol de 1,13mg / l.

Los agentes inmovilizaron el vehículo mediante una trampa municipal e informaron la infractora que se instruyen diligencias penales por estar implicada en un delito contra la seguridad del tráfico.

Por otra parte, un conductor más fue sancionado por la vía administrativa por un agente de la Policía Municipal, ya que, al hacerle la prueba de detección de alcohol, dio un resultado positivo, dentro de los parámetros estipulados administrativamente.

Los hechos ocurrieron a la una y veinte de la madrugada del sábado, en un control rutinario que había montado la Policía Municipal en la rambla de Francesc Macià.

Foto Adopta’m

Anuncios