Nota de Prensa.- Al 1:25 h de esta madrugada, una patrulla de la Policía Municipal en servicio ordinario ha sido informada por los operarios de Eco-Equipo que tres personas habían roto el cristal de un escaparate de un establecimiento situado en la calle Nueva de San Pedro, a la altura de la calle del Paseo. Varias patrullas acudieron al lugar, donde han interceptado a los tres individuos. Los agentes les han identificado y han comprobado que uno de ellos tenía una orden de búsqueda y detención. Los agentes han accedido al establecimiento, donde han encontrado a la dueña escondida dentro de una habitación. Esta explicó que había oído golpes al cristal y como entraban en el local y registraban los cajones y se ha escondido. Los agentes han hecho un reportaje fotográfico de los daños ocasionados en el establecimiento y han informado la propietaria de cómo poner denuncia de los hechos. Fin mente, han detenido a la persona que tenía el requerimiento judicial y la han llevado a Jefatura.

Inmovilizado un vehículo estacionado en una zona de minusválidos para que el conductor dio positivo de alcoholemia

A las 11 h de ayer lunes, un particular llamó al 092 para manifestar que no podía estacionar su vehículo en la zona de minusválidos de la calle Aneto, a la altura de la calle del Puigmal, para que otro vehículo ocupaba el lugar. Una patrulla de la Policía Municipal hizo acto de presencia y observó que el conductor del vehículo estacionado salía de un bar cercano con clara sintomatología de haber consumido alcohol. Los agentes lo sometieron la prueba estimativa de alcoholemia, en la que dio una tasa positiva de 0,69 mg / l. Los agentes hicieron una inmovilización preventiva del vehículo hasta la llegada de un conductor habilitado que se hizo cargo del vehículo y lo retiró. Los agentes denunciaron administrativamente al conductor por no respetar el estacionamiento en la zona de minusválidos y para no tener la ITV en vigor.

Denunciado el conductor de una motocicleta por no tener el permiso de conducir

A las 21.35 h del lunes, una patrulla de la Policía Municipal observó como un motorista realizaba una infracción de tráfico en la calle Mossèn Josep Montcau, a la altura de la calle de Edison. En pararlo y pedirle la documentación, los agentes comprobaron que el motorista no había tenido nunca el permiso de conducir. Se le abrieron diligencias por un delito contra la seguridad vial y se realizaron actos para informarle de sus derechos y por citar al juzgado.

Un conductor da positivo en un control de alcoholemia

Al uno y veinticinco minutos h de esta madrugada, una patrulla de la Policía Municipal que efectuaba un control de alcoholemia ha parado un conductor con sintomatología de encontrarse bajo los efectos del alcohol. Los agentes le han realizado la prueba estimativa de alcoholemia, en la que ha dado una tasa de 0,41 mg / l. Seguidamente, han acompañado al conductor a Jefatura para realizar las pruebas de contraste, también con resultados positivos de 0,40 mg / l y 0,42 mg / l. Los agentes han denunciado administrativamente al conductor por conducir habiendo consumido bebidas alcohólicas y la grúa municipal ha retirado el vehículo a su base.

Denunciado por conducir de forma negligente y no tener la ITV en vigor

A las 15.02 h de esta madrugada, un patrulla de la Policía Municipal en servicio ordinario ha observado como un vehículo circulaba en dirección contraria por la calle del Prat de la Riba. Los agentes le han parado a la altura de la calle de la Cartuja de Vallparadís. El conductor manifestó que no era el propietario del vehículo, sino un mecánico que la había cogido del taller. Los agentes han intentado ponerse en contrato con el propietario del vehículo para comprobar que tenía conocimiento de los hechos, pero no han podido. Finalmente, los agentes han denunciado al conductor por conducir de manera negligente en contra dirección y por no tener la ITV del vehículo en vigor. El vehículo ha sido trasladado a Jefatura hasta que el propietario pueda ser informado de los hechos.