El Servicio Catalán de Tráfico coordina desde hoy lunes 21 de enero hasta el domingo 27, con las policías de tráfico de los Mossos d’Esquadra y policías locales, una campaña preventiva de control de las distracciones al volante y el respeto por las indicaciones los semáforos.

Esta es la primera campaña de este tipo que se realiza este 2019 y la segunda de las 17 campañas preventivas previstas para este año.

A lo largo del 2018, se realizaron tres campañas de prevención de distracciones, dos programadas dentro del calendario establecido – una en el mes de marzo y el otro en noviembre, y una tercera de carácter extraordinario, que se llevó a cabo durante un fin de semana del mes de noviembre. En total se impusieron 7.311 denuncias. De estas:

Un 62.4% han sido imposadesper conducir utilizando dispositivos de telefonía móvil o cualquier otro sistema de comunicación de utilización manual del conductor,

Un 31.3%, por incumplimiento de las obligaciones indicadas por un semáforo,

Un 6.2%, por circular con un vehículo utilizando pantallas visuales incompatibles con la atención permanente a la circulación.

Las distracciones, el principal factor concurrente en los accidentes

Al 2018, el 23% de la accidentalidad con víctimas fue por distracciones

Este es el motivo por el que el SCT insiste en llevar a cabo estas campañas de concienciación y control por parte de las policías de tráfico. Las distracciones causadas por los teléfonos móviles son las que están teniendo consecuencias más trágicas en las carreteras.

¿Cuáles son las sanciones?

Estas infracciones por conducir manipulando dispositivos móviles, GPS o de otras que se consideran incompatibles con la obligatoriedad de atención permanente a la conducción, son de carácter grave y suponen una sanción económica de 200 euros y la detracción de 3 puntos del permiso. En el caso de los semáforos, el hecho de no respetarlos, es también una infracción de carácter grave y supone una sanción económica de 200 euros y la pérdida de 4 puntos del permiso.

Anuncios