Las direcciones del Hospital Parc Taulí de Sabadell y el Hospital Universitario Vall d’Hebron firmarán un protocolo asistencial para el seguimiento de los pacientes estabilizados de oncología pediátrica se continúe realizando en el centro hospitalario de Sabadell, mientras que el diagnóstico y todo el tratamiento durante la fase intensiva y aguda se hará en la Vall d’Hebron. El seguimiento al Taulí se realizará después de 2 o 3 años del inicio del proceso de tratamiento cuando haya la estabilización clínica del paciente y así se mantendrá la proximidad territorial.

El director del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Adrià Comella, y el gerente de los Servicios Asistenciales del Área de Atención Sanitaria del CatSalut, Àlex Guarga, explicaron esta reordenación en una reunión con profesionales relacionados con la pediatría del Taulí y con los alcaldes de la zona de influencia del centro. Siguiendo este criterio del protocolo, hay 39 niños y niñas que ya han pasado la fase aguda, y que están estabilizados, y que continuarán haciendo el seguimiento en Sabadell, a través de las oncòlogues del Valle de Hebrón que se desplazarán al Taulí; mientras que 31 niños, que todavía están en este proceso más intenso, serán tratados a partir del lunes en la Vall d’Hebron. Las dos oncòlogues pediátricas que hasta ahora estaban en el Taulí irán a trabajar en la Vall d’Hebron y también serán las encargadas de tratar estos 31 niños y niñas de Sabadell, para que así habrá una continuidad con los pacientes.

En Cataluña, cada año se diagnostican unos 200 casos de cáncer infantil de 0 a 14 años, que tienen una gran complejidad y que se consideran patologías poco frecuentes. En estos casos tan complejos, los estándares europeos recomiendan que se realice una concentración de la oncología pediátrica para poder estudiarlos mejor, poder hacer un tratamiento más cuidadoso con innovaciones farmacológicas, manejarlos con más experiencia y obtener mejores resultados.

En Cataluña, estos centros de referencia son la Vall d’Hebron y el hospital San Juan de Dios, que están reconocidos y acreditados internacionalmente y que tienen medias de entre 80 y 100 casos nuevos al año. La Sociedad Europea de Oncología sitúa en 30 el número mínimo de casos nuevos por año y al Taulí esta media, en los últimos diez años, se sitúa en 9-10 casos nuevos, según datos del registro español de tumores infantiles. Esta tendencia de la ordenación en la oncología pediátrica se repite en toda Europa: en París y su área metropolitana, con una población de 12 millones de habitantes, hay dos centros de referencia, y en Dinamarca, un.

El CatSalut ha subrayado que la concentración del oncopediatría no es un hecho aislado, sino que forma parte de un conjunto de ordenación y concentración de gran complejidad que se está implantando en Cataluña y también en el resto de Europa o América desde hace años y que se realiza en otros ámbitos como por ejemplo cardiología, traumatología, oncología o neurología. “Con estas decisiones siempre buscamos la mejor calidad de los pacientes vivan donde vivan y la calidad de los trabajadores de los profesionales que prestan este servicio”, subrayó el director del CatSalut, Adrià Comella. Algunas de estas concentraciones ayudan a mejorar la supervivencia y, por ejemplo, haber concentrado en un número reducido de centros hospitalarios los tumores de esófago, páncreas, hígado o estómago ha permitido reducir la mortalidad entre un 30 y un 70%. “La concentración ha sido exitosa con este planteamiento”, apuntó Guarga.

En cuanto al caso concreto de la concentración oncopediàtrica, este proceso se inició en 2012 y Vall d’Hebron y el Taulí ya han sido coordinados durante estos años en una primera fase (actualmente hay varios tratamientos complejos en oncología pediátrica que se hacen en el Valle de Hebron como cirugía oncológica, quimioterapia compleja, radioterapia y trasplante de médula ósea) y ahora se completa la ordenación. También hay que añadir que se articulará un mecanismo para poder compensar las dietas y los desplazamientos para los pacientes que vayan a Barcelona.

Potenciar la pediatría

El director del CatSalut ha querido dejar claro que “el Parc Taulí es uno de los grandes hospitales del país y seguirá siendo así”. En cuanto a la pediatría, hay otras áreas que se potenciarán: el Taulí será uno de los centros de referencia para neonatos complejos (menos de 1.500 gramos); aumentará la complejidad para los politrauma infantiles y esto significa que los pacientes más complejos con politraumatismos se tratarán en el centro hospitalario de Sabadell, y también se revisarán los circuitos para que algunos pacientes con patologías básicas, que ahora son derivados a Barcelona, ​​se queden en el Vallès (aproximadamente, unos 150 niños y niñas). También está previsto que el Taulí, junto con Valle Hebrón y San Juan de Dios, trabajen la ordenación del ictus pediátrico.

Al margen de pediatría del Hospital Taulí de Sabadell verá reforzados otros servicios en este proceso de reordenación que afecta a varios ámbitos: se convertirá en el centro de referencia del Vallès Occidental y del Bages de la cirugía oncológica de cáncer de ovario; incrementará el servicio de implantación de Dispositivos Automáticos Implantables (DAIs), que son marcapasos de alta complejidad; duplicará la actividad de cateterismos cardiacos en un periodo de 3 o 4 años, y desde este año forma parte de la red de unidad de experiencia para atender enfermedades minoritarias de tipo cognitivo conductuales de base genética, conjuntamente con Valle de Hebron y San Juan de Dios.

Anuncios