Con el salto a la contienda electoral  de Pepi Oller por Primàries Terrassa, ya son tres los candidatos -al menos que sepamos- que optan a la alcaldía de Terrassa. El primero y con las mejores opciones, ya que los sondeos le asignan entre 8 y 9 concejales, es el ex alcalde, Jordi Ballart y el otro es el actual presidente municipal, Alfredo Vega al que de no cambiar las cosas, le caerá la inmerecida responsabilidad de la predecible debacle del socialismo local, que difícilmente alcanzará las tres concejalías.

Pepi Oller encabezará una lista de un partido que cuenta con 1.477 afiliados, aunque probablemente el número de votos que obtenga en las municipales de mayo, será, como es habitual con estas formaciones nacidas para hacer poca historia, mucho menor y acabará sin representación. Su partido, Pimàries Terrassa, de corte, dicen, republicano, la escogió ayer en un acto directo o telemático,  en el que participó –ya comenzaron mal-  menos de la mitad de su propio censo electoral.

Anuncios