Nota de Prensa.– Las últimas actuaciones realizadas en la urbanización de la Fuente del Espardenyera han permitido reconducir por el torrente del Sacramento -situado entre este núcleo de población y la carretera de Castellar, en el noreste del municipio- las aguas pluviales que circulaban por el antiguo colector de hormigón, que discurre entre las parcelas 35B y 37B del paseo de Matadepera, y por donde pasaban las aguas domésticas de una de estas parcelas . Esto provocaba que, cuando llovía, el agua erosiona el terreno y causara desprendimientos de tierra sobre el cauce del torrente.

Las obras, finalizadas la semana pasada, han permitido canalizar por el tubo de hormigón las aguas pluviales que discurren por el interior de las parcelas antes mencionadas para evitar la erosión del talud y el desprendimiento de este sobre la parcela 35B. La empresa que ha realizado las obras ha sido Covan Obras Públicas S.L., con un presupuesto de adjudicación de 17.908,81 euros. Los trabajos, iniciados en enero, tenían un plazo de ejecución de cuatro semanas.

Este proyecto es uno del total de 61 que figuran en el programa Terrassa Barrios en Marcha 2018 a 2019, de los que 29 se han ejecutado a lo largo de 2018 y los 32 restantes se llevarán a cabo este año 2019. El presupuesto de este programa proviene del superávit municipal correspondiente al ejercicio económico de 2017, conseguido gracias a unos mayores ingresos y una reducción del gasto.

Anillo Verde

La actuación en el torrente del Sacramento se integra dentro del proyecto del Anillo Verde de Terrassa, que prevé restaurar la red de arroyos y torrentes que hay en el terreno que rodea la ciudad. El torrente del Sacramento se encuentra enmarcado dentro de los cursos de agua de la llanura del Vallès, como afluente del torrente de la Grípia.

El Anillo Verde comprende un espacio formado por bosques, campos y torrentes, a excepción del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt y la Sierra del Obac, de 3.618,73 ha que se encuentra situado entre el entorno urbano y los límites municipales de Terrassa. El objetivo del proyecto, que se encuentra en fase de desarrollo, es preservar y ordenar este suelo no urbanizable a fin de encontrar un equilibrio entre las funcionalidades ecológica, económica y social del territorio.

Anuncios