Prensa Diputación BCN.- El Ayuntamiento de Vacarisses ha declarado la Masía de Torreblanca como Bien Cultural de Interés Local (BCIL) con el objetivo de proteger el conjunto y garantizar la preservación de sus elementos con más valor artístico. La Diputación de Barcelona ha elaborado el informe que ha permitido esta declaración.

La Oficina de Patrimonio Cultural (OPC) de la Diputación es la responsable del informe que justifica la declaración de la masía como BCIL, a partir del convenio para el derribo y posterior rehabilitación del edificio, firmado el año 2013 entre el Ayuntamiento y los propietarios de ese momento. Este texto acordaba preservar la masía y establecía qué partes se podían derribar por el hecho de no tener ningún valor patrimonial o bien por encontrarse en una fase de deterioro muy avanzada.

El informe del OPC destaca la singularidad arquitectónica e histórica del conjunto así como su simbolismo y valor patrimonial, que lo hacen merecedor de un nivel de protección de carácter local que garantice la conservación y la transmisión a las generaciones futuras. La declaración afecta básicamente la volumetría del edificio y los elementos relacionados que se encuentran en su entorno, como la puerta del barrio, la era y el pozo, entre otros elementos que son característicos de la época de construcción y de su actividad durante la ampliación.

Anuncios