Prensa Diputación BCN.- La Diputación de Barcelona ofrece el programa Respir de estancias residenciales temporales con el fin de mejorar la calidad de vida de las familias cuidadoras de personas con un determinado grado de dependencia, proporcionándoles un tiempo de descanso y dando respuesta a determinadas situaciones familiares imprevistas.

El servicio, ubicado en el Recinto Mundet de Barcelona, ​​se dirige a aquellas familias residentes en alguno de los 311 municipios de la demarcación (incluida la ciudad de Barcelona) que tienen a su cargo personas con dependencia, concretamente ancianos (mayores de 65 años) o bien personas con discapacidad intelectual.

El servicio Respir acogió el año pasado 3.685 personas usuarias, de las cuales 2.238 son mujeres y 1.447 son hombres.

El programa dispone actualmente de una media de 200 plazas operativas a lo largo del año para personas mayores con dependencia, y de 28 plazas para personas con discapacidad intelectual, que a partir del mes de abril se ampliarán a 32 plazas con la voluntad de dar respuesta a más familias.

La duración máxima de estancia es de dos meses del año, que se pueden disfrutar en períodos de un mínimo de 15 días en el caso del centro residencial para personas mayores y de un mínimo de 3 días en el caso del centro de personas con discapacidad intelectual.

En base a la encuesta de satisfacción de este servicio, el 100% de las personas usuarias con discapacidad intelectual y un 99% de las personas usuarias de ancianos lo valoran positivamente. También se desprende que un 94% de las personas usuarias con discapacidad intelectual y un 96% de las personas usuarias de mayores desearían solicitar una nueva estancia.

Las familias interesadas en el programa Respir deben dirigirse a los servicios sociales de atención primaria de los ayuntamientos, que las informarán y cursarán la petición de estancias. Las solicitudes se pueden tramitar en cualquier momento del año. Las estancias se asignan en función de la valoración técnica de las peticiones y de la disponibilidad de plaza.

Los servicios residenciales de estancias temporales se rigen por un sistema de copago, en el que la cuota a abonar se determina en función de la capacidad económica de la persona atendida.

Anuncios