Nota de Prensa.- La Policía Municipal ha investigado un vecino de Terrassa por los delitos de falsedad documental, usurpación de inmueble y defraudación. Esta persona presentó un contrato de arrendamiento falso ante los servicios municipales del Ayuntamiento de Terrassa, donde solilicitar empadronarse con otros familiares a una casa ubicada en el barrio de Can Gonteres, que había sido ocupada sin el permiso de la propiedad y donde vivía con todos los suministros conectados de manera fraudulenta.

El hombre ya se había empadronado antes a otra casa cercana, de la misma zona, pocos meses antes. Agentes de la Unidad de Delincuencia Urbana de la Policía Municipal de Terrassa detectaron estos hechos durante las inspecciones de empadronamiento. La unidad continúa ahora haciendo indagaciones para averiguar si una inmobiliaria de la ciudad, que aparece en los contratos presuntamente falsificados, se encuentra implicada y con connivencia con el denunciado.

Las pesquisas continúan y ya se ha citado a declarar, como víctima, en la persona de la que se utilizaron los datos para redactar el contrato denunciado. También se ha citado a declarar al responsable de dicha gestoría que figuraba en el contrato para determinar su participación.

Atropellada una persona cuando cruzaba por un paso de peatones en la calle de Ramón y Cajal

Jueves, a las 20.20 h, la Sala del 092 recibió una llamada del 112 que informaba de que un peatón había sido atropellado en la cruïlladels calles de Ramón y Cajal con Pérez Galdós. Desde Prefectura se comisionó un vehículo patrulla, que informó de que el peatón estaba herido. Una ambulancia lo atendió y lo trasladó al Hospital Universitario MútuaTerrassa. Parece que el accidente tuvo lugar cuando esta persona cruzaba por el paso de peatones y un vehículo lo golpeó lateralmente. Los agentes realizaron una inspección ocular y el informe técnico de accidente. La circulación quedó restringida durante 40 minutos, restableciéndose con normalidad a las 21 h.

Un camión se desfrenado y está a punto de caer a la riera del Palau

A las 7.20 h de ayer jueves, la Sala del 092 recibió la llamada de un ciudadano que informaba de que un camión se había desfrenado en la calle de Can Boada del Pi y había circulado hasta topar con la valla del arroyo del Palau. Dos vehículos patrulla acudieron al lugar e informaron que la valla metálica era el único elemento que impedía la caída del camión al precipicio, de una altura considerable en este tramo. Aunque se dobló, la valla resistió la embestida y el peso del camión, de 3,5 toneladas. Acudieron al lugar dos dotaciones de Bomberos. Poco después, llegó el conductor del camión, que pudo retirar el vehículo dando marcha atrás. Los agentes inspeccionaron la valla y balizar la zona. Se realizó una inspección ocular y el informe técnico de accidente.

Un conductor ebrio implicado en un accidente de circulación

Ayer jueves, a las 17.30 h, la Sala del 092 recibió una llamada del 112 que informaba de un accidente de circulación en la calle de Granollers, a la altura de la carretera de Matadepera. Dos vehículos patrulla informaron que dos turismos habían chocado y que no había heridos. Al identificar a los conductores, los agentes se dieron cuenta que uno de ellos podría estar ebrio. Se le realizó la prueba de detección alcohólica en aire expirado y dio un resultado positivo de 0,73 mg / l. El conductor fue denunciado penalmente por un Delito contra la Seguridad Vial y su vehículo inmovilizado.

Anuncios