Nota de Prensa.- El Ayuntamiento de Terrassa implantará a partir de mañana martes, 26 de febrero, nuevas medidas de pacificación del tráfico en el barrio de la Cogullada para ordenar la movilidad y mejorar la seguridad vial, siguiendo los criterios establecidos el Plan de Movilidad Urbana de Terrassa 2016-21, con el objetivo de reducir el tráfico de paso por la calle del Concilio Egarenc. Así pues, se cambia el sentido de la circulación en dos tramos de calles, al del Concilio Egarenc (entre la carretera de Martorell y la calle del Pintor Fortuny), para minimizar el volumen del tráfico que se dirige hacia las autopistas C-58 y C-16; y al del Pintor Fortuny (entre las calles del Concilio Egarenc y de Lavoisier), para facilitar la movilidad en este sector del barrio. La medida también facilitará el acceso al aparcamiento de los servicios funerarios situados en la Rambleta del Padre Alegre. El objetivo es conseguir una movilidad sostenible y segura para reducir la velocidad, el ruido y la contaminación atmosférica.

Esta actuación va acompañada de un cambio en la ordenación de las plazas de aparcamiento que hay en batería en el tramo de la calle del Concilio Egarenc frente a la plaza de las Josefinas, situado entre las calles del Pintor Fortuny y del Pintor Torres . Se sustituyen por una zona de estacionamiento en línea que se habilitará a los dos lados. De este modo, las personas conductoras ganarán en visibilidad a la hora de hacer maniobras y los peatones cruzarán con más seguridad por los pasos de cebra. La reordenación del tráfico en la Cogullada enmarca dentro del plan de movilidad en actuaciones de pacificación asociadas a las Zonas 30.

Todas estas son medidas adoptadas para reequilibrar el espacio público, condicionando una red del vehículo motorizado más optimizada y eficiente, y promocionando los desplazamientos a pie, en bicicleta o en transporte público. El Plan de Movilidad Urbana de Terrassa 2016-21 contempla todo un conjunto de actuaciones para alcanzar una reducción de la accidentalidad, del ruido y del consumo energético, una mejora de la calidad ambiental y de la habitabilidad de las calles, así como un aumento del grado de autonomía de los niños, de personas mayores y de las personas con capacidades diversas.

Anuncios